Excite

Viajes por trabajo, entre el ocio y el estrés

En la mayoría de los casos en los que nuestro trabajo requiere la necesidad de realizar continuos viajes, el mito de la diversión de los mismos se desvanece por las situaciones de alto estrés a las que nos exponen.

El propio hecho de realizar viajes de negocios requieren una energía adicional que rompe el ritmo habitual, no sólo del trabajo, sino también de nuestra vida personal cotidiana. Para realizar estos viajes de trabajo se necesita, desde el punto de vista profesional, dedicar cierto tiempo extra a la preparación de lo que se va a tratar en el viaje, e incluso desde el punto de vista más personal, reservar tiempo para también preparar hasta el equipaje.

Por este motivo la mayoría de personas involucradas en trabajos que requieren la necesidad de realizar viajes, ya no contemplan el lado ocioso de los viajes como tal, ya que en la mayoría de los casos muchas veces no se dispone ni siquiera de tiempo para poder disfrutar minimamente del destino al que viajamos, y da igual el lugar en el que uno se encuentra, la misión es simplemente por trabajo.

Si es cierto que los trabajos en los que hay posibilidad de realizar viajes, suponen de alguna manera una ruptura de la monotonía y ayudan a evitar la rutina. Pero de igual manera hay trabajos en los que se realizan tantos viajes que incluso los viajes se convierten en una rutina, viéndonos en estos casos en la necesidad de buscar las mínimas oportunidades para quedarnos en casa descansando.

En definitiva de alguna manera los viajes de trabajo son un mito ya que no dejan de ser actividades laborales que requieren incluso más trabajo y por este motivo no se pueden confundir con los viajes de placer o las vacaciones.

Imagen: Hyougushi en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017