Excite

Vencer el miedo escénico a hablar en público es posible

Existen multitud de fobias o miedos a los que el ser humano se ha ido enfrentando, con mejor o peor suerte, durante miles de años. Hay quien teme a las alturas, a las arañas o incluso a alejarse demasiado de su lugar de residencia. Pero está claro que uno de las peores fobias, y quizá, una de las que más cuesta superar, es vencer el miedo escénico a hablar en público.

Está claro que no hay recetas para vencer el miedo escénico, pero lo que sí es verdad, es que siguiendo alguno de los consejos que vamos a desarrollar, se puede convivir en cierto modo con este miedo, y en la mayoría de los casos, incluso llegar a superarlo.

Profundizar en el tema a exponer, es fundamental para vencer el miedo escénico. Está claro que será mucho más sencillo defenderse frente a una audiencia, si el tema del que estamos hablando no tiene ningún secreto para nosotros, o si es una materia que nos apasiona. Si simplemente se trata de un tema que hemos revisado previamente en Wikipedia, tendremos muchas más dudas a hacerlo bien o a que la audiencia pueda descolocarnos con cualquier pregunta de la que no conozcamos la respuesta.

Fraccionar el tiempo de la exposición. Si nos ofrecen 40 minutos para nuestra charla, posiblemente se hará un mundo y parecerá mucho tiempo. Pero si fraccionamos estos 40 minutos en 8 partes de 5 minutos, será mucho más sencillo enfrentarse a la audiencia y vencer el miedo escénico. Seguro que si realizamos la prueba de hablar durante cinco minutos sobre la introducción, otros cinco sobre como evoluciona la materia en cuestión, etc, la suma hará que alcancemos el total casi sin darnos cuenta.

Practicar nuestra alocución, nos dará la perspectiva suficiente como para saber en que partes debemos mejorar, en cuáles debemos ser más concretos y dónde debemos incidir para mantener el interés de nuestro público.

Adelantarnos a la hora de la exposición, hará que tengamos controlada con antelación la fisionomía de la sala, así como también nos permitirá comprobar el correcto funcionamiento de la tecnología de apoyo y observar la tipología de nuestra audiencia.

Si seguimos estos sencillos consejos, es probable que, casi sin darnos cuenta, lleguemos a vencer el miedo escénico que nos atenazaba y nos impedía desarrollar nuestra carrera profesional.

Imagen: Pontificia Universidad Católica de Chile en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017