Excite

Una enfermera se hacía selfies insultando a sus pacientes porque "odiaba su trabajo"

  • Twitter

Todo aquel que haya tenido un empleo sabe que algunos días son más duros que otros y que puedes incluso llegar a decir o pensar que 'odias tu trabajo'. El caso de la enfermera rusa Tatiana Kulikova va más allá, ya que se hacía selfies con pacientes moribundos para demostrar lo poco que le gustaba su trabajo.

Kulikova no se conformaba con subir las fotos a las redes sociales en las que aparecía haciendo gestos a los enfermos, sino que los acompañaba de crueles mensajes del tipo 'otro idiota' o 'odio mi trabajo', lo que da buena cuenta de su escasa preocupación por las personas a las que tenía que atender.

El caso de esta enfermera de Kirov, Rusia, se propagó rápidamente hasta las redes sociales, llegando a sus responsables, que rápidamente la despidieron por su continuas negligencias y desprecio por los pacientes a los que debía salvar la vida.

La historia de Kulikova recuerda a la del chico de la patada de la Diagonal de Barcelona que se hizo viral hace días en España, ya que ambos son casos de crueldad que han sido denunciados a través de las redes sociales y en los que la autoridad ha actuado tras la denuncia pública.

VÍDEO: La brutal agresión de un joven en la Diagonal

Como el el caso del 'chico de la patada', Kulikova no se ha vuelto a expresar en las redes y guarda silencio, sin dar explicaciones sobre lo que le motivó a actuar de tal forma.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017