Excite

Una anciana se pasa dos días al teléfono buscando trabajo para su hijo

  • Twitter - elandroidelibre

Una anciana preocupada, un hijo deprimido en paro, un programa de televisión y un número de tarificación especial son los cuatro elementos de una historia increíble, pero cierta. Es que la realidad siempre superará a la ficción, sobre todo cuando la desesperación llama a la puerta de una casa mantenida a duras penas por la pensión de una señora de casi 70 años, mientras que su hijo de 36 años no tiene dinero ni para ayudar en el pago de las facturas y del alquiler.

Es duro vivir así, por eso esta inocente madre decidió agarrar el teléfono una mañana como otra cualquiera y llamar a un número que había visto en la tele. Lo que no sabía la pobre señora es que la tendrían 56 horas (dos días y medio prácticamente) esperando que le dieran el visto bueno a su solicitud de empleo. Ella no lo sabía, pero el número era de tarificación especial y la persona que le atendió al otro lado de la línea era solo un timador sin escrúpulos.

Al final la broma le salió por 1.400 euros, una factura que está pagando a plazos. Es triste, pero estas estafas a través de números de pago se dan más menudo de lo que nos podemos imaginar, cebándose sobre todo en personas inocentes o desesperadas. Tan desesperadas como esta señora que le daba pavor cortar la llamada antes de que le dijeran que su hijo ya tenía trabajo, y estuvo enganchada al auricular sin dormir a base de cafeína. Cuando se le cortó, volvió a llamar y entendió que todo era un timo.

FOTOS: Las estafas más frecuentes de la actualidad

En este caso, el factor desencadenante fue el desconocimiento de la señora. Nadie le había hablado nunca de la existencia de unos números cuyas tarifas son desproporcionadas, ni tampoco le informaron al atenderla que la llamada le saldría por un pico bien alto. El teléfono es bastante peligroso, eso ya lo sabe esta murciana de 68 años, que menos mal que no tenía WhatsApp porque ahí sí que hay peligro. Y es que en los últimos años esta aplicación ha servido de plataforma para infinidad de ciberdelincuentes.

El "timo del 911140680" o el "del 25568" (mediante los cuales se han llegado a sustraer cantidades superiores a los 1.500 euros) son algunos de los ejemplos de las estafas más devastadoras que se producen vía SMS y WhatsApp. Pero peor que los números de las empresas fantasmas son los fantasmas que realizan secuestros virtuales, una tipo de estafa que la pasada década se puso de moda al otro lado del Atlántico, especialmente en México, y que ya han exportado a Europa. Así que ya sabes, ten mucho, pero que mucho cuidado con el móvil.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017