Excite

Un colegio de Primaria enseña a torear a sus alumnos de Educación Física

  • Facebook

España es un país de contradicciones institucionales. La última, la que se desprende de la lucha por mantener o eliminar el toreo de la firma cultural de España. En un lado de la balanza tenemos a regiones que han ilegalizado las corridas de toros, pero en el otro tenemos Comunidades que apuestan por la cultura bovina a tope. Es el caso del Gobierno de Aragón, que ha dado el visto bueno al centro escolar Camón Aznar (en honor al erudito zaragocí) para que dé clases de tauromaquia.

La materia se imparte como parte del programa de Educación Física en los cursos 1º, 4º y 5º de Primaria amparada por un bloque temático denominado 'Qué vienen las fiesta del Pilar'. Un título que anuncia una serie de actividades que incluyen prácticas con el típico carretón de toreo, competiciones de recortadores y simulaciones de encierros en el patio. Según el blog del centro, alumnos y profesores están más que contentos (motivados dicen los profes) de poder torear en el cole.

Pero esto de meter los toros en los centros educativos (metafóricamente hablando, claro) no es nada nuevo. No hay que olvidar que ya el año pasado el Gobierno Catalán se opuso a la propuesta Popular de incluir un módulo profesional de tauromaquia en la oferta educativa. Pero la respuesta institucional en Aragón, apoyada no oficialmente desde algunos sectores del Ejecutivo español, ha sido bien distinta en este caso pues consideran que aprender a torear forma parte de la cultura aragonesa.

FOTOS: PETA protesta contra los San Fermines con un desnudo masivo

Según el centro, en ningún momento se fomenta el maltrato a los animales y la iniciativa solo se debe a la pertinencia curricular y la necesidad de conocer las tradiciones. Parece una excusa más que un alegato, pero es que la inclusión de estas actividades no ha sido bien recibida por algunos miembros del Gobierno de Aragón. Estamos hablando de las críticas vertidas por el diputado aragonés del partido morado, el cual, desde su perspectiva como docente, no encuentra la justificación curricular.

Al final estamos en el mismo punto de siempre, el enfrentamiento entre los amantes de la tauromaquia y los antitaurinos. Pero es algo más que una pelea entre likers y haters, ya que aquí nos topamos con un embudo donde se mezclan posturas encontradas tanto políticas y culturales como filosóficas, e incluso cognitivas. Un embudo cuyo tamaño dependerá siempre de la magnitud del choque. Cuando se metió el Gobierno con la FP taurina se recogieron más de medio millón de firmas en contra (dentro y fuera de España); ahora, si solo es un centro de Primaria... ¿qué ocurrirá?

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017