Excite

Trucos imprescindibles para estudiar rápido y mejor

Independientemente del nivel académico en el que se encuentre un alumno, tendrá que enfrentarse a infinitos exámenes para evaluar su rendimiento y progreso. Esto también se aplica a cualquier trabajador inmerso en un proceso de formación.

Ya sea para afrontar un examen o una prueba de formación laboral, nunca viene mal guardarse en la manga unos cuantos trucos para estudiar rápido y mejor.

    Flickr - UBC Learning Commons

Cuando las capacidades se miden con exámenes

Aunque hay muchas formas de evaluar las capacidades de una persona, la más usada es la valoración mediante las calificaciones obtenidas en exámenes. Aceptar esta realidad es importante, en especial para los estudiantes universitarios, ya que el expediente académico es determinante a la hora de conseguir una beca de postgrado o un puesto de trabajo. Para no perder nunca una oportunidad académica o laboral existen múltiples trucos para estudiar más rápido y mejor.

Lo primero es saber dónde estudiar

Hay que tener un lugar habilitado para estudiar, procurando en la medida de lo posible que esté destinado para las horas de estudio y nada más. El lugar debe ser cómodo, pero no en exceso. Lo esencial es no cansarse y evitar las pequeñas lesiones ocasionadas por posturas prolongadas. Pero no hay que dormirse.

Es importante evitar todo aquello que pueda distraer. En este sentido, si se usan dispositivos electrónicos, hay que comprometerse a desconectar el Whatsapp y cerrar el Facebook durante las horas de estudio.

Para no estar levantándose constantemente, es recomendable tener a mano todo lo que se vaya a necesitar antes de sentarse a la mesa: materiales, apuntes en papel o archivos digitales, libros, trabajos previos. En definitiva, todo lo que pueda ser de utilidad.

Organizar el tiempo para ser eficiente

El tiempo disponible antes de la prueba determinará a qué temas se prestará más atención. Es por eso que debe estar claro qué se preguntará en el examen antes de hacer diferencias entre lo imprescindible para aprobar y lo que se necesita responder para sacar nota. Nada como preguntar al evaluador o al profesor para saber a ciencia cierta cómo será el examen y qué se preguntará.

En cuanto a la organización del tiempo, deben distribuirse las horas en el máximo de días posibles, diseñando un horario realista que tenga en cuenta tiempo para descansar, para realizar otras tareas diarias y preveer cualquier imprevisto.

En cuanto a las materias, es recomendable marcar objetivos a corto plazo y colocar al principio las tareas más fáciles para ir distribuyendo el esfuerzo, incrementándolo a lo largo del día. Sería ideal en este punto, no poner todo los temas similares juntos, ya que el cerebro prefiere la variedad. Agobiarlo con el mismo tema durante mucho tiempo lo cansa y hace que pierda la atención.

Cómo estudiar: leer, comprender y memorizar

Hay que leer comprendiendo. Nunca seguir adelante si no se entiende algo. Es de gran ayuda ir destacando las ideas principales, releeyéndolas y subrayándolas si es necesario. Esto ayudará a crear un mapa mental, con las ideas básicas conectadas, lo que facilitará la asimilación.

Para comprender no hay nada mejor que ir a lo esencial, evitando retener grandes cantidades de información. Mantener en la memoria conceptos clave es la mejor opción porque posibilita crear el texto del examen con las propias palabras a partir de un esquema básico.

Centrarse en lo básico hará más fácil el proceso de memorización, ya que se basa en la repetición. Será de gran ayuda repetir pequeñas porciones de información, con los ojos cerrados o explicándolo con las propias palabras a otra persona. Al memorizar, es mejor ir por partes e ir acumulando esas porciones de texto hasta tener todo el tema memorizado.

Toca repasar, ya sea mentalmente o por escrito. Un truco muy bueno es reescribir los propios apuntes, o el texto del libro que se use, cambiando la forma y usando palabras propias, con esquemas y gráficos con un estilo personal. Esto hará que lo apredido permanezca en la memoria durante más tiempo.

Descansar es vital

Hay que reservar tiempo para el recreo, hasta un cuarto de hora de descanso cada hora. Puede aprovecharse para recargar las pilas, beber agua, tomar algún tentempié, o incluso algún refresco. La glucosa es buena, pero no hay que excederse. Aunque se cree que consumir productos con cafeína es bueno, hay que decir que el exceso de cafeína mantiene despierto pero no elimina el cansancio. Es más, sus efectos sobre el sueño son muy negativos.

Ante todo hay que relajarse y distraerse. Puede hacerse algún ejercicio de estiramiento o relajación, ver algún video, escuchar música... En fin, lo que más apetezca. La cuestión es premiarse a uno mismo por cumplir el objetivo propuesto previamente.

Junto con el descanso constante, hay que mantener una dieta sana e higiene de sueño. Comer y dormir bien es esencial para que el cerebro esté al máximo de rendimiento. Además, el sueño es importante porque durante el mismo se fijan los conocimientos e incrementa nuestra atención y estado de ánimo.

Los gestos mejoran el aprendizaje

Los movimientos corporales, sobre todo de brazos y manos favorecen la memorización cuando se verbaliza lo memorizado. Por ello es importante explicar en voz alta, a uno mismo o a otra persona, acompañando las palabras con un lenguaje corporal espontáneo y sin reservas. Los gestos ayudan a pensar, comprender y retener.

VIDEO: ¿estudiar solo una carrera que tenga salida?

Simulación es preparación

Antes de enfrentar la prueba final del proceso, el examen, es muy recomendable recrearlo. Para ello, puede visualizarse mentalmente el lugar donde se hará la prueba y realizarla en el lugar habitual de estudio como si se estuviera en el puesto de trabajo, la universidad o el colegio.

La clave del éxito está en la calidad, no en la cantidad

Estudiar más no significa estar más preparado para superar una prueba. Es la calidad del estudio y la gestión de los recursos lo que determina el éxito en los exámenes. Reservar un lugar para estudiar, memorizar los conceptos básicos o descansar cada hora son algunos de los trucos para estudiar rápido y mejor.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018