Excite

Descubre los trabajos más raros del mundo

En una etapa dónde encontrar trabajo se ha vuelto casi una quimera, hay que reinventarse y ¿por qué no?, buscar un lugar no abastecido dónde poder trabajar. Si se te acabaron las ideas y ya no sabes dónde podrías encajar, es conveniente que al menos conozcas algunos de los trabajos más raros del mundo.

Sueldos cargados de imaginación

Aunque la tecnología ha avanzado mucho en los últimos años, todavía quedan profesiones que inevitablemente necesitan la presencia humana. Algunos de los trabajos más raros del mundo, jamás podrán sustituir al hombre por la máquina, ya que el punto de vista humano es vital.

Uno de los trabajos soñados, nunca mejor dicho, es el de probador de colchones. Lo único que hay que hacer es dormir en camas de lujo y luego dar el veredicto de las mismas. Aunque pudiese parecer un trabajo para el que todo el mundo está apto, se necesita una sensibilidad especial para notar imperfecciones. Si no te gusta eso de dormir, puedes probar a convertirte en probador de toboganes, tanto acuáticos como para parques normales.

Un trabajo algo más sacrificado pero igualmente extravagante es el de buzo de pelotas de golf. Su única misión es recuperar las pelotas que caen en los lagos de los campos de golf.

Probadores de todo tipo

Cuando se elabora un alimento o una bebida es indispensable que en último momento hay una persona que le dé el visto bueno. Es por ello que existen profesiones como catadores de whisky o vino, probadores de golosinas, helado o hasta de comida para perro.

El 'sexador' de pollo, una profesión poco reconocida

Seguro que has oido hablar alguna vez de los sexadores de pollos y no te has creido que esa profesión exista de verdad. La labor de estos es la de ir separando a hembras y machos según la musculatura en su recto, sin duda otro de los trabajos más raros del mundo.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018