Excite

Trabajar en Google es más difícil que entrar en Harvard o que te toque la lotería

  • © Getty Images

Google es una de las compañías en donde muchísimos profesionales a lo largo del mundo desean trabajar y que despiertan más interés entre los candidatos más capacitados. Y es que, la compañía recibe en torno a tres millones de currículos año y contrata a unas 7 000 personas, según explicó Laszlo Bock, director de Recursos Humanos de Google. Es decir, cada candidato tiene un 0,23% de posibilidades de entrar a formar parte del personal de la compañía. Esto supone que sea más difícil trabajar en Google que entrar en Harvard, Yale o Stanford o que te toque la lotería.

Y ello, a pesar que el duro proceso que deben superar los candidatos para entrar a trabajar en Google es más sencillo que cuando entró el propio director de recursos humanos en la compañía en el 2006. En aquella época, el proceso de contratación para entrar en el buscador más famoso del mundo podía llegar a durar 9 meses, periodo durante el que había que superar entre 15 y 25 entrevistas, y donde se planteaban sus famosos acertijos. Acertijos conocidos por su gran complejidad y la extraza de los de los planteamientos.

Sin embargo, ahorra Laszlo Bock desde que asumió la dirección de la recursos humanos de Google está intentando erradicar los acertijos y sustituirlos progresivamente por un proceso de reclutamiento más inteligente y eficiente. Según señala el propio Bock, una de ejes clave sobre los que se basa el nuevo procedimiento es en la búsqueda de la excelencia. Y es que para el responsable de los recursos humanos si se produjera una contratación de trabajadores por debajo de la línea de excelencia se produciría una reacción en cadena que hará que descienda el talento medio en la compañía. Para que la decisión de selección de los nuevos empleados sea siempre la correcta, se ha creado en un comité la decisión en Google recae en un comité de formado por varias personas.

FOTOGALERÍA: Descubre las nuevas oficinas de Google en Israel

Actualmente, en el proceso para entrar a trabajar en Google, según señala Bock, se tienen en cuenta por este orden la capacidad cognitiva general, el liderazgo, lo que denominan el “espíritu Google” y los conocimientos para el puesto a desempeñar. A partir de ello, la empresa realiza entrevistas estructuradas en las que se plantean preguntas acerca de situaciones y comportamientos, con criterios claros acerca de cuáles son las respuestas buenas, malas o mediocres, dejando a tras los viejos crípticos acertijos.

Publicado por Marcelo Mucientes - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Marcelo Mucientes

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017