Excite

Cómo romper un contrato de trabajo

Con crisis económica o sin ella, son frecuentes los momentos en los que, por unas u otras razones, hemos de romper nuestro contrato de trabajo, sea por extenuamiento, por acceder a un trabajo mejor o por otros motivos. Así, vamos a explicar los pasos que hay que dar para romper el contrato de trabajo y algunos consejos útiles.

Diversas modalidades

Lo primero que hemos de hacer si queremos romper nuestro contrato de trabajo es, como cabría esperar, leer con extremada atención todo el documento, especialmente las cláusulas referidas a la finalización de la relación laboral. De este modo, sabremos con seguridad si en nuestro contrato existen penalizaciones que, como en el caso de los futbolistas, por ejemplo, nos obliguen a abonar diversas cantidades a la empresa si decidimos romper el contrato por nuestra parte.

Plazos

Y es que hay diversas maneras de romper un contrato de trabajo. La primera es hacerlo por parte del trabajador de modo unilateral, y se conoce como dimisión. Hay que avisar de ella con al menos 15 días de antelación, ya que si no es así la empresa puede demandarnos y obligarnos a pagar determinadas cantidades, algo que también, como hemos dicho, puede estar especificado en nuestro contrato. No obstante, hemos de saber que si optamos por esta alternativa no tendremos derecho a cobrar el paro, aunque sí la liquidación correspondiente.

También puede ocurrir que queramos romper nuestro contrato de trabajo cuando la empresa incumple algunas de las especificaciones presentes en él. Puede pasar si es imposible cumplir con algunas de las tareas presentes en el contrato, por variaciones importantes en nuestra labor, por traslados forzados o por no pagar nuestro sueldo en las fechas estipuladas. En estos casos, podemos intentar llegar a un acuerdo con la empresa o ponernos en manos de un abogado, aunque el empresario debe abonarnos 20 días por año trabajado si hablamos de un máximo de 12 mensualidades o 45 días por año si las mensualidades ascienden a 42.

Ruptura por parte de la empresa

Es posible que ocurra que sea la empresa la que quiere romper el contrato de trabajo. En estos casos, puede estar justificado legalmente por causas técnicas, organizativas, productivas, económicas (generalmente referidas a pérdidas por parte de la empresa) o causas de fuerza mayor como la reducción forzosa de la plantilla. En estos casos, la empresa puede llegar a un acuerdo con los representantes de los trabajadores, o si no será la autoridad judicial la que dictamine las cantidades a abonar a los trabajadores y el plazo para hacerlo.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018