Excite

Requisitos para solicitar la ayuda de 400 euros

El Consejo de Ministros aprobó el pasado viernes 11 de febrero un Real Decreto con medidas urgentes para promover la transición al empleo estable y la readaptación profesional de las personas en paro. Otro de los puntos importantes que también se aprobaron fue la regulación de los requisitos para acceder a la nueva ayuda de 400 euros que sustituye al PRODI, así como también la explicación de quién se puede beneficiar de los contratos parciales que supondrán una bonificación en las cuotas de la Seguridad Social para las empresas que los efectúen.

Según lo acordado el pasado viernes, los requisitos para poder optar a la ayuda de 400 euros son los siguientes:

Estar inscritos en las Oficinas de Empleo como desempleados por extinción de la relación laboral que agoten, a partir del 16 de febrero de 2011, la prestación por desempleo de nivel contributivo y no tener derecho a cualquiera de los subsidios por desempleo establecidos en la ley, o bien hayan agotado alguno de estos subsidios, incluidas sus prórrogas.

Por otro lado, no podrán acogerse a este programa de ayuda de 400 euros todas aquellas personas que hubieran percibido la prestación extraordinaria del programa temporal de protección por desempleo e inserción, ni las que hubieran agotado o pudieran tener derecho a la renta activa de inserción, ni las que hubieran agotado la renta agraria o el subsidio por desempleo, ambos en favor de los trabajadores eventuales del Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social.

Los agraciados con esta ayuda deberán recibir una ayuda económica de acompañamiento del 75 % del IPREM mensual (400e), hasta un máximo de seis meses, cuando la persona solicitante carezca de rentas, de cualquier naturaleza, superiores en cómputo mensual al 75 % del Salario Mínimo Interprofesional, excluida la parte proporcional de dos pagas extraordinarias. La percepción estará condicionada a participar en los itinerarios de inserción que marca este decreto.

Esta ayuda será compatible con los salarios sociales, rentas mínimas de inserción o ayudas análogas siempre que no superen el 75% del Salario Mínimo Interprofesional. Si eso ocurriera, se descontará de la ayuda el importe que exceda de esa cantidad.

Deberán realizar un itinerario individualizado y personalizado de inserción, que contemple el diagnóstico sobre su empleabilidad, así como las medidas de política activa de empleo dirigidas a mejorarla.

Por último, hay que tener en cuenta que las personas optantes a la ayuda, deberán participar en medidas de política activa de empleo encaminadas a la readaptación y/o reinserción profesional necesarias para que puedan incorporarse a nuevos puestos de trabajo , especialmente en sectores emergentes y con mayor potencial de crecimiento.

Imagen: Eric Caballero en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017