Excite

Reaccionar a preguntas trampa en una entrevista de trabajo

Al mismo tiempo que preparamos una entrevista de trabajo, y nos preparamos para responder sobre nuestra motivación, nuestra experiencia profesional o nuestra formación, también se puede y de hecho debemos prepararnos para responder y reacciar a posibles preguntas trampa.

Las preguntas trampa o preguntas inesperadas son una técnica de los entrevistadores y profesionales de los recursos humanos para medir y evaluar la capacidad de reacción de un posible candidato a circunstancias inesperadas o momentos de presión y ver de este modo in situ la forma de improvisar de un candidato.

En este sentido típicas preguntas trampas que puede realizar el entrevistador pueden ser:

  • ¿Cómo trabaja en situaciones de presión?
  • ¿Dónde se ve en el plazo de 5 años?
  • ¿Que le gusta hacer después de trabajar?
  • ¿Como organiza su tiempo de manera diaria?
  • ¿Qué piensa de esta entrevista?
  • ¿Qué piensa de mí?

Ante estas inesperadas preguntas lo mejor es responder con calma y mesura. Mide tu lenguaje, no exageres afirmaciones, no halagues, habla con propiedad y fundamento. Cuando se trata de hablar de uno mismo, utiliza ejemplos sin exagerar. Sé escueto, siempe es mejor pecar por defecto que por exceso.

Es importante especialmente en este tipo de preguntas trampa buscar la complicidad del interlocutor. Intenta buscar el diálogo si el entrevistador lo permite recurriendo a posibles referencias a su experiencia o incluso requiriendo también su opinión, algo que crea sinergias entre ambas personas y ayuda a superar con éxito la entrevista.

Imagen: Chesi - Fotos CC en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017