Excite

¿Qué tipo de trabajadores firmaron contratos fijos en 2015?

  • Getty Images

Los contratos fijos están en peligro de extinción en el ecosistema laboral español. Solo hay que ver los porcentajes de contratación del año pasado según los tipos de contrato: un 8% de contratos fijos, es decir, que de cada 10 contratos firmados en España apenas 1 fue fijo (y eso tirando por lo alto). Una cantidad despreciable frente al millón y medio de contratos indefinidos, y de risa si se compara con los más de 17 millones de empleados que firmaron contratos temporales en 2015.

Pero, vaya, que estos datos no pillan a nadie por sorpresa en un país donde la precariedad laboral y el paro están en el top10 de las preocupaciones nacionales. La cantidad de contratos temporales es asombrosa; pero estamos hablando de creación de empleo, si echamos mano de los datos macroeconómicos, éstos nos dirán que aproximadamente el 70% de los contratos laborales españoles son fijos o indefinidos. Esto quizá relaje a más de uno sobre la estabilidad del empleo en España, pero no olviden que también hay que valorar la calidad de estos empleos.

La temporalidad que reina en los empleos españoles no la niega nadie. Por norma general, las empresas españolas tiran de contrato temporal para aclimatar a sus nuevos trabajadores, para luego, si se encarta, hacerlos indefinidos. En algunos casos contados incluso los hacen fijos, como el tercio de conversiones que se produjeron en 2015, según el Gobierno. Pero, ¿cuál es el perfil de estos trabajadores que tuvieron la "suerte" de firmar un contrato fijo el año pasado?

FOTOS: Los 10 fallos más comunes en una entrevista de trabajo

En cuestión de género, los números dicen que se mantuvo una tendencia paritaria con un 50-55% de hombres y mujeres. Eso está bien, entonces qué aspectos del currículum de los trabajadores determinaron el año pasado las contrataciones fijas. Pues, curiosamente, no ha sido ni la experiencia profesional ni la formación, ya que más de la mitad de estos contratos fueron firmados por jóvenes de entre 20 y 30 años con una formación académica limitada a la ESO.

Pues sí, ya ni una titulación universitaria te asegura un trabajo digno o un contrato fijo, quitando los sectores indispensables como el sanitario. Aunque incluso ahí la media está por debajo de la general, con un triste 4,5% de contratos fijos. Es paradójico que la formación tenga tan poco peso en las contrataciones fijas cuando las empresas disponen ahora más que nunca de trabajadores supercualificados. Aunque, claro, quizá estos 'jóvenes sobradamente preparados' no son los más indicados para los puestos que se están creando actualmente en España, un país que basa gran parte de su PIB en el turismo.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2019