Excite

¿Qué preguntas personales no te pueden hacer en una entrevista de trabajo?

Son cientos los aspectos que hay que prepararse antes de una entrevista de trabajo: la indumentaria, el lenguaje corporal, la actitud, la presencia... y las preguntas personales. ¡Ay, las dichosas preguntas personales! Algunas nos ponen en un aprieto, otras nos ponen colorado y muchas no sabemos ni cómo contestarlas. Te guste o no, el ámbito personal puede y debe entrar en la entrevista laboral, pero hay ciertos límites.

    Getty Images

En una entrevista de trabajo te preguntarán sí o sí por tu experiencia profesional y por las motivaciones intrínsecas que te han llevado a solicitar un puesto en la empresa. Puede que todo quede más o menos ahí, pero seguramente el entrevistador entre en el terreno personal. Este punto de la entrevista es quizá el más delicado de todo el proceso, tanto para el que es entrevistado como para el que entrevista. Para el primero porque puede verse metido en una situación embarazosa, y para el segundo porque en ocasiones podría rozar la ilegalidad con sus preguntas.

Preguntas que no te pueden hacer

Cuando hablamos de temas personales, en una entrevista de trabajo te pueden preguntar cualquier cosa siempre y cuando no vulnere tus derechos básicos o puedan ocasionar cualquier situación discriminatoria. La Constitución Española lo dice bien claro: no puede discriminarse a nadie "por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición personal o social". Así que ya sabes, toda pregunta que requiera una respuesta relacionada con estos aspectos es ilegal.

FOTOS: Los 10 fallos más comunes en una entrevista de trabajo

Lo mismo se aplica para las preguntas que vulneren el derecho a la intimidad o choquen contra la igualdad de trato y oportunidades, ya que ambos conceptos están recogidos en la legislación española. En base a esto, no te podrían preguntar por tu edad, nacionalidad, orientación sexual, inclinación política, estado de salud, creencia religiosa, o situación familiar (especialmente en lo que concierne al embarazo y la maternidad). Todos estos temas no deberían tratarse en una entrevista de trabajo, no solo porque seguramente no tengan nada que ver con el puesto, sino porque además se consideran discriminatorios.

¿Cómo reaccionar ante estas preguntas?

Ahora te preguntarás qué debes hacer si estás a un paso de firmar el contrato de tu vida y te cuelan una pregunta de estas que rozan la delgada línea entre la legalidad y la ilegalidad. Si consideras que se han vulnerado tus derechos eres libre de presentar una demanda, pero lo suyo es dar una respuesta escueta y dejar bien claro que ese tipo de preguntas no son apropiadas y están fuera de lugar. Siempre con educación y diplomacia, claro. Al primer toque de atención, lo normal es que el entrevistador se dé por enterado y desista, aunque hay de todo por ahí.

Sobre todo, recuerda que el entrevistador no es un ser supremo que ostenta toda la autoridad en la entrevista de trabajo. Tienes tus derechos, y si son vulnerados puedes, y debes, marcar los límites. Por otra parte, si toleras este tipo de preguntas puedes guardarlas en tu memoria por si te despidieran y pudieras relacionar el motivo del despido con alguna de esas cuestiones discriminatorias. Sobre todo si se trata del estado civil o de la maternidad, ya que son el motivo por el que se presentan el mayor número de demandas por despido.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017