Excite

Que hacer si no estas de acuerdo con las causas del despido

Si enfrentarse a un despido ya es una situación más que desagradable, si las causas alegadas por la empresa no están demasiado claras, el asunto se complica, y mucho. En estos casos, es muy importante saber que hacer si no estás de acuerdo con las causas del despido. La ley prevé unos trámites para poder impugnar el despido. Eso sí, es importante asegurarse de tener unos argumentos coherentes, reales y que puedan demostrarse ante un juez.

Lo normal es que la compañía te haga entrega de una carta en la que se te informe de los motivos por los que se prescinde de tus servicios. Si el despido es verbal y se te impide acceder a tu puesto o en el caso de los despidos tácitos donde los actos del empresario ponen de manifiesto su voluntad de extinguir el contrato, también puedes optar por impugnar el despido.

El proceso legal se divide en dos fases. La primera ante los servicios de arbitraje y mediación, y la segunda ante los juzgados de lo social. Desde la fecha en la que se te notifica el despido tienes 20 días hábiles para presentar la demanda de conciliación en el servicio de mediación, arbitraje y conciliación de tu comunidad autónoma con el objetivo de llegar a un acuerdo con la empresa.

Si se llega a un acuerdo (reincorporación o indemnización)entre las dos partes, ambos deberéis cumplir lo convenido, si no la parte perjudicada puede exigir su cumplimiento ante el juzgado. Si no se llega a un acuerdo, se inicia la segunda fase, en la que la persona despedida deberá presentar una demanda ante el Juzgado de lo Social en los días que falten para los veinte, una vez descontados los transcurridos desde el despido hasta la presentación de la demanda de conciliación.

Una vez celebrado el juicio, se dictará sentencia en el plazo de cinco días en el que se calificará el despido como nulo, improcedente o procedente:

Despido nulo: significa que se ha acreditado que el despido tuvo por móvil alguna de las causas de discriminación prohibidas en las Constitución o en la ley, o se ha producido la violación de algún derecho fundamental del trabajador. En este caso, el juez establecerá tu readmisión inmediata en el puesto y el abono de los salarios que has dejado de percibir desde el despido.

Despido improcedente: se produce cuando no quedan demostradas las causas alegadas para el despido o cuando no se han cumplido las exigencias formales estipuladas. El juez determinará la readmisión o bien el pago de la indemnización que la empresa deberá pagarte si se niega a la readmisión.

Despido procedente: si el juez considera probadas las causas de despido alegadas por al empresa, la relación laboral quedará extinguida sin que tengas derecho a indemnización ninguna.

Esperamos haber resuelto muchas de las cuestiones y haberte ayudado a saber que hacer si no estás de acuerdo con las causas del despido.

Imagen: Bernard Pollack en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017