Excite

¿Qué es la regla 70-15-15?

  • Twitter - expansionlabora

Si has oído hablar de la "regla 70-15-15" sabrás que se trata de una especie de ecuación donde a un lado tenemos el 100% del personal de una empresa y en el otro lado tres incógnitas: empleados talentosos, empleados tóxicos y empleados autómatas. En realidad son incógnitas a medias porque, aunque en principio no podemos identificar quién es quién, sí que podemos adjudicar unos porcentajes aproximados a cada grupo. Si estás al sopesquete, seguramente ya habrás adivinado que estos porcentajes son 70, 15 y 15.

Según esta regla, en toda empresa hay: un 70% de empleados que hacen su trabajo eficazmente pero les importa bien poco la empresa, también un 15% de empleados tóxicos que hacen mal su trabajo o la lían parda asiduamente, siendo el 15% restante de la plantilla el paradigma de la creatividad y el talento dentro de la empresa. Evidentemente, es este último 15% de trabajadores el que conviene identificar para conservarlos a toda costa, aunque despejar la incógnita del otro 15% no estaría mal.

Nunca está mal saber quién entorpece el trabajo de la empresa para poder reemplazarlo dado el caso, pero sigamos con el 15% de canela en rama. Hablábamos de identificarlos, pero no es una tarea fácil aunque parezca lo contrario, más que nada porque el talento no se concentra en un estrato o perfil único de la empresa. Si se quiere hilar fino en la conservación del talento, hay que indagar en toda la escala del personal desde la cúpula directiva hasta el empleado raso. Esto puede ser relativamente simple en una PYME, pero en las empresas grandes puede ser una locura.

FOTOS: 10 consejos para aguantar a un mal jefe

Haciendo una comparación con el colesterol, lo que está claro es que hay que mimar al "15% bueno" e intentar reducir el "15% malo" (o al menos tenerlo a raya). Pero, oiga, que tampoco es cuestión de descuidar a ese 70% que trabaja en condiciones, sobre todo porque este tipo de empleados puede abandonar la nave con facilidad debido a la escasa implicación o afinidad que experimentan con la marca. Es más, debido a esa desvinculación suelen buscar periódicamente ofertas de empleo por si dieran con alguna oferta suculenta.

Nos encontramos así con un preocupante 85% de empleados que podrían fugarse de la compañía, ya sea porque no se sienten valorados en comparación con su talento (15%) o porque no les ata nada a la empresa más allá de las condiciones del contrato (70%). Pero hay medidas que se pueden tomar para conservar a los cracks y a los currantes que mantienen a flote el barco, y aunque no lo creas no es cuestión de subirles el sueldo. Más bien es cuestión de firmar contratos más específicos que incluyan formación en la empresa con trato de permanencia (sí, como en las empresas de telefonía) o cláusulas de fidelidad.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017