Excite

¿Puedes resolver el acertijo que falla el 50% de los alumnos de Harvard?

  • Facebook - Kordo Bertoldo

Si un bate y una pelota de béisbol cuestan 1,10 dólares y el precio del bate supera en un dólar a la pelota, ¿cuánto cuesta la pelota?. Esa es la pregunta que le hicieron a los estudiantes de la Universidad de Harvard, una simple pregunta que la mitad de los universitarios no pudo responder correctamente. El 50% de los estudiantes respondió que la pelota costaba 10 centavos, algo que seguramente hayas respondido tú también (si no eres un genio), pero se equivocaron de pleno.

Si has dicho 10 centavos, tú también la has pifiado, pero no te preocupes porque es algo que suele ocurrir hasta en las mejores familias. Que nos equivoquemos en este tipo de acertijos tan simples no significa que seamos tontos, es solo una cuestión de precipitación y de falta de reflejos cognitivos. La intuición nos dice que la pelota cuesta diez centavos, así que nos apresuramos a decir lo primero que se nos pasa por la cabeza, pero la realidad es que cuesta solo cinco.

Esto ocurre porque nuestro cerebro puede funcionar de dos maneras, que pueden nombrarse como "Patrón A" y "Patrón B". El primero es un sistema rápido, intuitivo y que no necesita apenas recursos cognitivos para dar una respuesta al entorno. Por el contrario, el segundo sistema demanda esfuerzo mental, es analítico y de procesamiento lento. Mientras que el Patrón A nos viene de perlas para andar por la vida de forma fluida, el Patrón B nos ayuda a afrontar retos complejos.

FOTOS: ¿Conoces la solución a estos acertijos virales?

Si hubieras tirado del sistema analítico, el Patrón B, habrías concluido que si el bate cuesta un dólar más que la pelota y el precio total es de 1,10 dólares, estamos hablando de dos precios: 1,05 y 0,05 dólares (bate y pelota, respectivamente). Pero ocurre una cosa, y es que no podemos elegir qué sistema usar ante un problema, al menos sin entrenamiento. Es el propio cerebro el que "decide" procesar la información de ésta o aquella manera según las circunstancias.

En general, si los estímulos no llaman la atención o no suponen un esfuerzo atencional previo, nuestro querido cerebro se confía y pone en marcha los mecanismos de procesamiento más simples, más rápidos y que consuman menos energía; es decir, cuando nada nos pone en guardia, elige el Patrón A. Por eso has dicho que la pelota cuesta diez centavos, porque nada en el entorno te estaba llamando la atención o dificultando la tarea. Vamos, que estabas de relax y has hablado sin pensar (pero si dijiste cinco centavos, ole tú).

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017