Excite

Prioriza tareas para una mejor gestión del tiempo

El único método que puede de alguna manera resultar milagroso para optimizar la gestión del tiempo se basa principalmente en saber planificar. Con una buena planificación del tiempo parece que el preciado elemento se alarga y nos permite realizar muchas más tareas en menos tiempo.

Si además también aprendemos a priorizar y comenzamos a delegar tareas en las que nos sabemos prescindibles, también ganaremos en calidad de vida al conseguir una optimización del tiempo que nos ahorre momentos de reloj para poderlos perder de alguna otra manera.

La persona que realiza una buena gestón del tiempo es capaz hasta de aprender a perderlo de una manera inteligente. Para no caer en el estrés es importante también saber y poder permitirse perder el tiempo.

Para poder perder el tiempo, debemos ganarle la batalla al reloj. Para llevar a cabo la batalla y aprender a planificar, a priorizar y a delegar, debemos primero analizar nuestra rutina. Mide la dificultad de tus tareas y detecta tus momentos de mayor concentración.

A partir de aquí comienza una buena gestión del tiempo aplicando tus momentos de mayor concentración a las tareas más difíciles y más importantes. Deja para los momentos de mayor cansancio las tareas que menos cuestan.

Partiendo de este principio es más fácil aprender a realizar una mejor gestión del tiempo. Pues comenzamos ahorrando tiempo y energía, valoramos la importancia de nuestras tareas y nos damos cuenta de en qué podemos delegar.

Si conseguimos basar nuestra rutina en este trío, vamos a conseguir optimizar la gestión de nuestro tiempo para dedicar más tiempo libre a hobbies, familiares, amigos y seres queridos y sobre todo, a lo más importante, a nosotros mismos.

Imagen: Joe Lanman en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017