Excite

Once señales de que tu jefe es un psicópata

  • Getty Images

Si eres un amante del cine de terror y suspense seguramente pienses que los psicópatas son todos unos locos de cuidado con caretas y sangre en las manos. Pues vete olvidando de eso, porque según Inc parece que es muy probable que ese compañero superficial e impulsivo o ese jefe más agradable de la cuenta sea un psicópata en toda regla.

Si ya estás corriendo a la oficina para presentar tu dimisión, espera. No hace falta que cunda el pánico, ya que tu jefe no va a sacar la sierra mecánica o va a tenderte una trampa mortal al estilo Pigsaw. Como mucho puede hacer que tu vida sea un infierno, pero no va a matarte; así que lo mejor es aprender a identificar a los psicópatas de tu entorno laboral para poder evitarlos.

Una de las carencias de los psicópatas son las expresiones emocionales profundas. Atiende a las emociones de tu jefe y pregúntate si te resultan creíbles o, por el contrario, parecen superficiales. Si se te disparan más las neuronas espejo con una actuación de Nicolas Cage que con un discurso de tu jefe, enciende la alarma porque algo anda mal.

Los jefes psicopáticos pueden parecerte emocionalmente pobres, pero ten cuidado porque lo que les falta de empatía lo tienen de cortesía, amabilidad y simpatía. Ten en cuenta que los psicópatas, aunque no se preocupen por nadie de su entorno, pueden aprender las habilidades sociales igual o mejor que cualquier persona, con la ventaja que supone no verse involucrado emocionalmente en las conversaciones típicas de la oficina.

Si a la perfecta simpatía y la pobreza emocional le sumas una tendencia a mirarse el ombligo y pasar por encima de las normas sociales básicas, es casi seguro que tienes delante a un jefe psicópata de manual. Y es que los individuos psicopáticos suelen ser unos egocéntricos incurables, sobrevalorando en la mayoría de las ocasiones la importancia de sus acciones o su presencia para el éxito de la empresa.

FOTOS: Políticos que podrían ser psicópatas

Este amor propio desorbitado suele venir acompañado de una falta absoluta de remordimientos a la hora de eliminar de la ecuación cualquier persona que entorpezca su propósito. No importa si la justificación es creíble o no, el jefe psicopático no se echará atrás, ni se mostrará sonrojado (por aquello de faltarle las emociones típicas de los demás) aunque la plantilla entera delate su mentira o su actitud inexcusable.

Por esta falta de miramientos y su egocentrismo, los psicópatas de chaqueta y corbata pueden parecer irresponsables en ocasiones , al menos de cara al bien común de la empresa o de los empleados. Como solo cuentan sus opiniones y sus decisiones, desvinculadas de cualquier carga emocional, los jefes psicopáticos tienden a ser impulsivos e incluso agresivos en sus medidas.

Empieza a sumar mentalmente: falta de empatía, pobreza emocional, falsedad, egocentrismo exacerbado, amabilidad sospechosa, impulsividad... si el resultado es la cara de tu jefe, no lo dudes, es un psicópata. Aunque también es posible que esté trastornado por el resultado de las últimas elecciones.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017