Excite

Las reformas en Grecia dejan en la calle a 30.000 funcionarios

  • Foto:
  • Larazon.es

La situación de Grecia parece mejorar muy poco a poco dentro del panorama internacional. La troika, formada por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, se han mostrado satisfechos con la respuesta del Gobierno griego a sus peticiones, decidiendo seguir adelante con el último tramo del primer rescate, que supondrá para las arcas helenas 8.000 millones de euros más. Grecia, que con esta cantidad ya habrá recibido los 110.000 millones de euros previstos en 2010 para el primer rescate, se enfrenta, eso sí, a menos alabanzas por parte de su propia población.

Y es que los ciudadanos griegos, que llevan meses y meses manifestándose por los recortes, tendrán ahora nuevos motivos de queja por el reciente plan de austeridad. Ha sido el propio ministro griego de Finanzas, Evangelos Venizelos, quien, en medio del enorme caos, se vio obligado a anunciar el nuevo plan de ajuste heleno, de cara a contentar a la Eurozona y dejar abiertas las puertas a un nuevo rescate. Una nueva ayuda que impediría, o al menos eso esperan los organismos internacionales, la quiebra definitiva de Grecia.

Las reformas para Grecia, anunciadas por Venizelos, ya han provocado la indignación popular, especialmente entre los funcionarios, de los cuales, más de 30.000 pasarán al llamado `año de reserva´, un cese de la actividad tras el que se contemplará su despido definitivo o su jubilación. Otra de las medidas del plan, que ha causado mayores quejas, ha sido el anuncio de recorte de las pensiones, en un 20% para quienes cobren más de 1.200 euros y en un 40% para quienes estén jubilados antes de los 55 años.

Por otra parte, la subida de impuestos tocará a un número mayor de ciudadanos griegos desde ahora, otra de las medidas que el ministro de Finanzas considera fundamental para conseguir alcanzar el objetivo de déficit fiscal, de 7,5%, para este año. Por otra parte, Venizelos no dudó en intentar renegociar las condiciones de la deuda con la troika, argumentando que Grecia no tenía que hacer frente durante este trimestre a ningún vencimiento de deuda, por lo que podía permitirse cierta flexibilidad en sus planes. Ante estas insinuaciones, los organismos internacionales se han mostrado más que molestos, y han exigido a Grecia el cumplimiento a rajatabla de los objetivos para 2011 y 2012, advirtiendo a los griegos que su apoyo económico sólo durará mientras se cumplan los ajustes prometidos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017