Excite

Las nuevas tecnologías ponen en peligro los empleos de la Banca

  • Twitter

Los avances tecnológicos están poniendo patas arriba todas las facetas de la vida, y a una velocidad de vértigo. Las nuevas tecnologías han cambiado nuestra forma de consumir, de comunicarnos y de trabajar, entre otras cosas. Algunos cambios han sido para bien, pero otros están llenando de temor e incertidumbre a muchas personas, especialmente a los trabajadores con empleos tradicionales que no podrán ser asimilados por la era digital. Este es el caso de los empleados bancarios.

Se estima que un 30% de los empleos relacionados con la Banca tienen los días contados debido al auge de las finanzas digitales, por no hablar de los que ya se ha cargado. Y es que los adelantos tecnológicos que han facilitado la vida a los usuarios, permitiéndoles gestionar sus cuentas desde el sofá o hacer traspasos y pagar con el móvil, han supuesto un duro revés en el panorama laboral de la Banca mundial. Sí, los clientes están más que contentos pero los empleados de las entidades financieras tienen miedo.

No es para menos, pues según Citigroup tres de cada diez puestos de trabajo directamente relacionados con la Banca se esfumarán en menos de diez años, y la tendencia que se espera a partir de la próxima década es exponencial. Aunque los datos podrían quedarse cortos vista la velocidad a la que evolucionan tanto los dispositivos móviles como los hábitos de consumo de la sociedad. Y si nos ponemos a valorar la más que probable eliminación del dinero físico, apaga y vámonos.

FOTOS: 10 cosas que en el futuro serán profesiones y hoy ni te imaginas

Es imparable. En un futuro no muy lejano el dinero será digital y los asesores financieros serán programas informáticos diseñados a base de complejos algoritmos. Ya está ocurriendo hasta en la Bolsa, porque las apps no están devorando solo el mercado bancario de a pie, también se están acomodando en los supermercados de las finanzas. Si los de Menlo Park tienen razón y la inversión en tecnología financiera sigue subiendo como la espuma, en un par de lustros la economía mundial bailará a golpe de clic.

Aunque por el momento las grandes entidades financieras globales están conteniendo la avalancha, retrasando su actualización 4.0 y emulando a la Banca estadounidense. Aunque habrá que ver cuánto aguantan los americanos el envite de los chinos, que ya están inmersos en el proceso de digitalización de sus bancos. Y si no quieren competir, tendrán que responder igualmente a los movimientos de los consumidores que ya se han acostumbrado a la comodidad del futuro tecnológico, por mucho que se les diga que el progreso suponga el despido de miles de trabajadores.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017