Excite

Las máquinas nos podrían dejar sin trabajo en 30 años

  • Youtube - whatsthebigdeal

Si los primeros luditas británicos levantaran la cabeza se morirían otra vez del susto. Imaginen qué cara se les quedaría a estos señores que en pleno siglo XIX destruían telares si se enteraran que en apenas 30 años habría máquinas antropomorfas haciendo el trabajo de todos los humanos. Alguno nos diría que dejáramos de ver Terminator, pero es que no estamos hablando de un guión de cine apocalíptico, ya que una sociedad donde solo trabajen las máquinas es totalmente factible viendo la tecnología de la que disponemos hoy en día.

Esa es al menos la visión de Moshe Vardi, un científico informático de origen israelí que da clases en la Universidad de Rice (Texas) y guarda relación académica con la Universidad de Standford y el centro de investigación que IBM tiene en San José (California). Este profesor universitario asegura que en 2045 podríamos irnos a dormir sin doblar el espinazo (al menos para trabajar) porque la mecanización y la automatización del trabajo ya sería posible. Pero, claro, que las máquinas puedan hacer nuestro trabajo es una cosa y que lo hagan, o se permita, es otra bien diferente.

Tan diferentes como los posibles escenarios en los que nos veríamos inmersos si las máquinas picaran piedra y nosotros no tuviéramos que dar un palo al agua. Seguramente el doctor Vardi no quiere que rememoremos los mejores fotogramas de 'I Robot' o hacer una paráfrasis de 'Un mundo feliz', lo único que dice es que tengamos cuidado con las implicaciones sociales que puede tener esta posible realidad que se nos echa encima. En el hipotético guión del profesor Vardi el monstruo de la película no es un robot asesino, es el paro galopante.

Imaginen una economía global azotada por una tasa de paro por encima del 60% de la población en edad de trabajar, sin perspectivas de futuro y de muy mala leche. Está claro que habría que cambiar alguna que otra visión de la vida, especialmente las relacionadas con lo que ahora se considera trabajo, además de contemplar otras formas de contribuir a la sociedad y remunerar los esfuerzos colectivos. La cosa es que si estamos viviendo un momento en la historia en el que la tecnología puede librarnos del empleo, qué vamos a hacer con todo ese tiempo libre que nos quedaría y qué haríamos para ganarnos los garbanzos.

FOTOS: 10 cosas que en el futuro serán profesiones y hoy ni te imaginas

Según Vardi, el futuro está aquí y puede sentirse en los efectos socioeconómicos que ya están produciendo los avances en inteligencia artificial y robótica. Efectos horribles como la velocidad de destrucción de empleo en algunos sectores productivos por la aplicación de nuevas tecnologías y la lentitud con la que se crean puestos de trabajo en otras áreas. No da tiempo de equilibrar la balanza, y en un sistema económico basado en la renta dependiente del empleo tradicional esto supone que las desigualdades acrecentarán aún más las brechas sociales.

Aunque no todo está perdido. Según el doctor Vardi, puede que un futuro mecanizado y automatizado sea inevitable pero hay gente con ideas nuevas y esperanza. Una esperanza que puede transformar la estructura económica para que millones y millones de personas puedan aprovechar el tiempo libre para el trabajo personal (que no empleo) y el ocio. Una utopía realizable solo más allá de las distopías capitalistas donde las oligarquías están legitimadas para ganarse el acceso a los recursos con el sudor de la frente de otros. Aunque, bueno, si las máquinas empiezan a pensar por sí mismas, igual tendríamos que empezar a preocuparnos y salir pitando como Sarah Connor.

Publicado por Paco Herrera - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Paco Herrera

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017