Excite

La nueva oleada de despidos en la banca no tardará en llegar

  • Foto:
  • absolutirlanda.com

Hasta el momento los despidos en la banca y la subida de comisiones sólo habían sido un tímido aviso de lo que estaba por llegar. O al menos eso es lo que se deduce de las declaraciones de varias fuentes financieras, que ya han avanzado la nueva vuelta de tuerca que deberán dar las cajas y los bancos españoles si quieren salir del profundo agujero en el que se encuentran y volver a ser rentables. De este modo, para salvar sus cuentas, los expertos aseguran que el total de empleos que se perderán ascienden a 50.000 y a 14.000 el número de oficinas que deberán cerrar. Esta reducción, que comenzó en 2008 y aún no ha alcanzado su punto álgido, deberá completarse antes de que finalice el 2013.

Mientras la banca internacional ya ha iniciado la segunda oleada de ajustes, en España las reducciones de plantilla y la subida de comisiones llegarán pronto. Y es que tras los excesos cometidos en los últimos años por la banca española y la expansión excesiva de bancos y cajas, las reestructuraciones y el ajuste de personal parecen ahora acciones inevitables. Esta reforma del sector no se limitará sólo a las cajas, sino que, tal y cómo afirman los expertos, afectará también a los bancos, que creían estar mucho más seguros ante la crisis.

La desconfianza existente en la economía española y también en Europa obligará a intentar solventar en parte algunos de los excesos cometidos en el pasado, especialmente en la época de crecimiento y del boom inmobiliario. Una solución que pasará obligatoriamente por el despido de un gran número de trabajadores para conseguir la liquidez que necesitan los bancos. Esta situación, que ya anunciaron responsables de entidades como el consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, también ha sido denunciada por los sindicatos, desde donde están seguros de que el nuevo recorte de personal será aún más crudo en los próximos meses.

Además de los despidos, las elevadas necesidades de capital para el conjunto del sistema financiero español, no sólo restringirá aún más la concesión de hipotecas, sino que ya ha afectado a la subida de las comisiones en la mayoría de entidades españolas. De este modo, y tal y como aseguran los datos del Banco de España, las comisiones que se cobran en el territorio español por cuentas, tarjetas, créditos e hipotecas, se han disparado en este año. Así, un cliente de una entidad financiera debe pagar ahora un 15% más por el mantenimiento de sus cuentas corrientes que en diciembre del 2010. Una situación completamente injusta en opinión de los consumidores, que irá a peor, según afirman los expertos, por la mala situación de la economía española y la falta de soluciones desde el Ejecutivo.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017