Excite

Las 10 formas de copiar más originales en un examen

Los exámenes ponen a prueba nuestros conocimientos, aunque eso solo es aplicable a la mayoría de los estudiantes. Para algunos son pruebas de creatividad y una oportunidad más para aprobar sin dar un palo al agua, como este chico que hizo pensar al examinador que tenía una herida grave en la muñeca. Lo que tenía era un aprobado asegurado.

Foto: Twitter

FOTOS: Las respuestas más divertidas jamás puestas en un examen

Pero ponerse una tirita es de aficionados si lo comparamos con la técnica de esta chavala. Una chica con pulso, paciencia y una vista de lince para endiquelar el sucedáneo de Quijote que se marcó en las bambas. Una chuleta de nivel, pero no apta para pies sudorosos o estaciones estivales.

Foto: Twitter

FOTOS: Las respuestas más divertidas jamás puestas en un examen

También se necesita vista para sacarle partido a esta chuleta, aunque tenerla en la muñeca en forma de reloj ayuda mucho. Estamos ante un tipo de chuleta que (por su complejidad en el diseño) indica que este alumno quizá debería estar estudiando otra cosa, porque cabeza tiene el chiquillo pero motivación ninguna.

Foto: Twitter

FOTOS: Las respuestas más divertidas jamás puestas en un examen

También se necesita vista para sacarle partido a esta chuleta, aunque tenerla en la muñeca en forma de reloj ayuda mucho. Estamos ante un tipo de chuleta que (por su complejidad en el diseño) indica que este alumno quizá debería estar estudiando otra cosa, porque cabeza tiene el chiquillo pero motivación ninguna.

Foto: Twitter

FOTOS: Las respuestas más divertidas jamás puestas en un examen

Esta es de las chuletas equilibradas por la localización de la misma, pero no seáis sucios de mente que estamos hablando de la ropa. Esta chuleta da el cante a tres kilómetros, pero en caso de sospecho, ejem, perdón... en caso de sospecha, si el profe se acerca a mirar la chavala se puede negar a que le eche un vistazo.

Foto: Twitter

FOTOS: Las respuestas más divertidas jamás puestas en un examen

Algo más ingeniosa es esta chuleta, que debería ir acompañada de tijeras por si le diera al examinador por rebuscar entre los rizo-rastas. Como puede comprobarse, las chuletas requieren de una agudeza visual sin parangón...

Foto: Twitter

FOTOS: Las respuestas más divertidas jamás puestas en un examen

... y es que vista hay que tener para leer esta chuleta. Bueno, vista y humor a prueba de tipex.

Foto: Twitter

FOTOS: Las respuestas más divertidas jamás puestas en un examen

... y es que vista hay que tener para leer esta chuleta. Bueno, vista y humor a prueba de tipex.

Foto: Twitter

FOTOS: Las respuestas más divertidas jamás puestas en un examen

Pero no todo es paciencia e ingenio, algunos optan por técnicas ortopédicas más propias de caraduras y temerarios. Aunque si te pillan siempre puedes decir que eres seguidor de Ganesha.

Foto: Twitter

FOTOS: Las respuestas más divertidas jamás puestas en un examen

Si a la temeridad le sumamos el amor por lo clásico, obtenemos las chuletas (o jamones en este caso) en las medias. Además, tiene el añadido de la chuleta-escote por el cual te puedes librar de ser inspeccionada por el examinador. Un chollazo, sí, señora.

Foto: Twitter

FOTOS: Las respuestas más divertidas jamás puestas en un examen

Algunas chuletas están especializadas, como esta para los exámenes de matemáticas que mezcla una calculadora y un smartphone. Steve Jobs estaría flipando con el diseñador de este chuletón, y ya le habría sacado tropecientas versiones y varios millones de dólares.

Foto: Twitter

FOTOS: Las respuestas más divertidas jamás puestas en un examen

Aunque al final lo que funciona es lo más sencillo. Un simple brick con un mecanismo rudimentario te puede salvar el culet en cualquier examen. Además, en caso de peligro supera incluso a la chuleta-escote, ya que si no te dejan tener el zumo en la mesa siempre puedes decir que tienes un bajón de azúcar, ¿qué no?

Foto: Twitter

FOTOS: Las respuestas más divertidas jamás puestas en un examen

Aunque al final lo que funciona es lo más sencillo. Un simple brick con un mecanismo rudimentario te puede salvar el culet en cualquier examen. Además, en caso de peligro supera incluso a la chuleta-escote, ya que si no te dejan tener el zumo en la mesa siempre puedes decir que tienes un bajón de azúcar, ¿qué no?

Foto: Twitter

FOTOS: Las respuestas más divertidas jamás puestas en un examen

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017