Excite

Faltar al trabajo sin avisar: sanciones, despidos y normativa laboral en España

Tanto si se está a cargo de una empresa y hemos presenciado el absentismo de algún trabajador, como si somos trabajadores que por cualquier motivo hemos llegado a faltar al trabajo sin avisar, es conveniente saber las posibles consecuencias a modo de sanciones y despidos a las que nos enfrentamos y la manera más correcta de proceder.

    Yuri Primakov - Flickr

El absentismo laboral en nuestro país

Cuando somos empleados de una empresa y por algún motivo nos vemos en la situación de faltar al trabajo sin avisar antes, debemos ser conscientes de que nos enfrentamos a perder dos días de sueldo y según el convenio o las normas de la compañia se nos puede abrir un expediente y agravar más la situación.

El motivo es importante

Siempre que la causa de nuestro absentismo sea algo fortuito como haber sufrido un accidente de tráfico, encontrarse con una emergencia a la que atender o caer enfermo de manera súbita, la empresa debería comprender nuestra situación sin ningún problema.

Es importante también saber que en los tiempos que corren, el teléfono móvil es un impedimento a la hora de poner 'malas excusas', por lo que incluso habiendo sufrido cualquiera de los imprevistos anteriormente citados, nuestra obligación es la de llamar al trabajo para justificar la falta lo antes posible.

Desde el punto de vista de la empresa

Cuando falta un trabajador sin avisar a su puesto de trabajo es importante analizar el problema. Cada empleado es una pieza importante de la organización, por lo que su bienestar es importante para sacar de cada uno su mejor rendimiento.

Por ello antes de proceder a sancionar a los empleados hay que investigar el motivo y conocer el ambiente laboral del trabajador. Si el contexto es negativo y se siente frustrado o deprimido por la falta de valoración de los compañeros, es preferible cruzar las fronteras de lo puramente legislativo y tratar al empleado de una manera más cercana para motivar su vuelta al trabajo.

Absentismo prolongado

En el caso de que faltar al trabajo sin avisar se convierta en un hábito, ya sea porque el empleado ha faltado en muchas ocasiones últimamente o porque lleva varios días consecutivos haciéndolo y no se ha podido contactar con él, debemos proceder a enviarle un burofax en el que se solicita la confirmación de la baja voluntaria. Si en un máximo de aproximadamente 15 días, según convenio no se ha obtenido respuesta del trabajador, se procederá a tramitar la dimisión sin necesidad de recurrir al despido.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017