Excite

El Supremo no ve vulneración de la intimidad en grabar al jefe durante el despido

  • © Getty Images

Los hechos sucedieron en agosto de 2009, en el País Vasco, cuando la empleada recibió una carta de suspensión de empleo y sueldo de manos de su jefe. Dado que existía una situación previa de acoso laboral, la empleada decidió grabar la situación con su móvil. Sin embargo, esta grabación no fue difundida después por ningún medio ni se utilizó en la demanda laboral que interpuso la empleada.

Tal como relata Equipos & Talento, el apoderado de la empresa, que aparece en la grabación, demandó a la empleada por vulnerar su derecho a la intimidad, reclamándole 3.000 euros de indemnización. Esta es la demanda que ha desestimado la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo, pues considera que la grabación era comprensible dada la situación previa, pero sobre todo valora que se realizó en la calle y no en la empresa, que se trataba de una conversación entre ambas partes, no una grabación de terceros, y que en ningún momento se alude a la vida personal del demandante, sino que toda la conversación trata exclusivamente del asunto laboral. Del mismo modo, la sentencia afirma que tampoco procede considerar que los hechos constituyan revelación de secretos.

Fotogalería: Las 10 ventajas de trabajar desde casa

Antes de llegar al Tribunal Supremo, la demanda ya había sido rechazada por un juzgado de Barakaldo y por la Audiencia provincial de Bilbao, que tampoco vieron violación del derecho a la intimidad por los mismos motivos: haberse grabado en la calle y tratarse de una conversación de tema exclusivamente laboral entre jefe y empleada.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018