Excite

El perfil de Twitter de los empleados puede influir en la empresa

Herramientas 2.0, o redes sociales como Facebook o Twitter, sin duda son hoy el presente en la comunicación. Tanto es así que estas redes sociales como Twitter, en caso de personajes públicos, pueden ayudar a potenciar su popularidad pero también hundirla, según la gestión que se haga de la misma. Y lo mismo ocurre si traspasamos este hecho a los empleados de las empresas.

La reputación de una compañía puede llegar a mejorar o a empeorar según los empleados gestionen sus cuentas de Twitter o Facebook.

Hay personas que se trabajan mucho su imagen en estas redes sociales y que consiguen muchos seguidores logrando una muy buena imagen de ellos mismos, por lo que si son empleados de una empresa y así lo manifiestan, ayudarán también a que la compañía también lo consiga.

Los empleados deben ser conscientes de que deben controlar mucho y gestionar muy bien sus perfiles para no dañar la imagen de la empresa. De hecho, también es responsabilidad de la empresa el controlar que si un empleado sube en popularidad en gran medida, que todo lo que éste esté comunicando no perjudique a la empresa.

Hay compañías que no les hace demasiada gracia que sus empleados tengan tantísimos seguidores por el riesgo que ahí puede haber, ya que si se vuelven las tornas, la imagen negativa sobre su persona se puede hacer extensiva a la compañía.

Es un tema estratégico que las empresas gestionen correctamente sus cuentas en redes sociales y eviten comportamientos negativos por parte de usuarios que trabajen en sus instalaciones.

Imagen: keiyac en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017