Excite

El Ministerio de Educación deja en la estacada a los investigadores

  • Foto:
  • ugr.es

Los jóvenes investigadores que, dentro del programa de Formación de Profesorado Universitario (FPU), habían solicitado estancias para septiembre, han visto truncados sus proyectos por el rechazo a última hora de más de un tercio de las solicitudes por parte del Ministerio de Educación. Los jóvenes doctorandos becados con las FPU, que les permiten realizar estancias breves en otros centros para colaborar con investigadores de otros grupos nacionales e internacionales, se han mostrado indignados por lo que consideran una conducta inadmisible por parte del Ministerio, que obstaculiza sus proyectos de investigación y el avance del país.

Y es que tras una larga espera, Educación publicaba las ayudas concedidas y denegadas para ayudar a estos jóvenes investigadores en la realización de sus tesis doctorales. El problema reside, según explicaban algunos de los afectados, en que la propuesta provisional de concesión correspondiente al 2011 sólo se han admitido 713 estancias y se han rechazado 428. Es decir, cuatro de cada diez investigadores no podrá realizar sus planes.

Y es que el problema con las plazas denegadas no ha sido otro que, por un lado, la falta de trasparencia en las evaluaciones, y por otro, el aviso enormemente tardío de la denegación, que ya había llevado a numerosos jóvenes a comprar billetes de avión o contratar pisos en el lugar de destino. Y es que el comienzo académico el 1 de septiembre, a menos de un mes vista, les impedía seguir esperando la resolución favorable del ministerio por miedo a no tener donde vivir al llegar. Debido a esto, los jóvenes que no han obtenido la estancia, a pesar de haber sido admitidos por las universidades, tendrán que correr con los gastos que el retraso en la resolución les ha ocasionado.

Por otro lado, esta resolución ha sido además fuertemente criticada por una alarmante falta de trasparencia en el proceso, ya que tras la publicación en un primer momento de la lista provisional de solicitudes concedidas, el ministerio añadió una segunda con las solicitudes denegadas, acompañada de la puntuación asignada a cada una de ellas pero sin mayores explicaciones. Una forma de exponer los resultados que se escapa completamente de la legalidad, según afirman los jóvenes perjudicados, ya que en ningún punto de la convocatoria se establece un sistema de puntuación para la baremación de las solicitudes, ni la existencia de un proceso de concurrencia competitiva. El principal problema radica según explican, no sólo en la mala imagen que España dará a las universidades extranjeras que se quedarán esperando a los investigadores, sino en el enorme agravio comparativo con respecto a convocatorias anteriores y a otros programas similares realizados.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018