Excite

Efectos de la crisis: presentismo o trabajar de más

No todas las consecuencias de la crisis podrían considerarse negativas. Un ejemplo es el presentismo. A diferencia de la tónica general que suele experimentar el mercado de trabajo durante épocas de bonanza, el denominado absentismo laboral injustificado, la escasez de trabajo está trayendo el efecto contrario y que se ha denominado presentismo.

El presentismo consiste en echar más horas en el trabajo. Según una encuesta de la empresa de trabajo temporal Randstad, algo más del 45% de los trabajadores asegura que desde que comenzó la crisis han notado que sus compañeros pasan más tiempo en el puesto de trabajo.

Sin embargo el estudio de Randstad también asegura que el presentismo no se traduce en un aumento de la productividad. Es cierto que durante los dos últimos años se ha incrementado la productividad laboral en nuestro páis, un efecto colateral a la crisis.

Sin embargo definitivamente la empresa de recursos humanos asegura que el aumento de la productividad, que asciendo a un 2,63% anual, no se debe al presentismo sino a los reajustes de plantilla llevados a cabo en las empresas, la nueva distribución de roles y las medidas para la reducción de costes.

España es uno de los países de la Unión Europea con menor productividad, todo lo contrario de Alemania que cuenta con la mejor productividad de la eurozona.

No obstante que la tasa de productividad se haya elevado es un efecto temporal. Según Randstad considera que una vez que se acabe la crisis, el mercado laboral español volverá a su tónica general. En este sentido desaparecerá igualmente el presentismo debido fundamentalmente a la positiva consideración que los trabajadores españoles tienen por la conciliación de su vida laboral y personal.

Imagen: Extra Ketchup en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017