Excite

Disputa por la pensión de viudedad del mismo cónyuge

Según se determina en los hechos probados de la sentencia, el fallecido había estado casado en primera instancia durante 22 años. Posteriormente volvió a contraer matrimonio y transcurrieron otros seis años hasta su defunción. La primer esposa convivía en ese momento con otro hombre. El Instituto Nacional de la Seguridad Social concedió la pensión de viudedad a ambas esposas en un determinado porcentaje, en función de los diferentes años de matrimonio. La actual, no conforme, acudió a la Justicia, obteniendo una sentencia favorable que le otorgaba la totalidad de la pensión de viudedad. El Tribunal Superior de Justicia, por el contrario, devolvió la situación al momento inicial. Así las cosas, el Supremo recibió la disputa.

Éste razonó en su sentencia, que procede distribuir la pensión de viudedad entre la viuda ‘actual’ y la primera mujer del fallecido. La cuestión radica en entender que el hecho de que la primera esposa conviviera con otro hombre en ese momento no es causa de extinción de sus derechos.

El Supremo retomó una sentencia del Tribunal Constitucional que calificó de inconstitucional el artículo de la Ley General de la Seguridad Social en su reforma de 1994 sobre la causa de extinción de este derecho por ‘vivir maritalmente con otra persona’. En efecto, vulnera el principio de igualdad de la Constitución.

Una vez que a todos los cónyuges sin distinción se les otorga el derecho a la pensión de viudedad, ésta queda concebida como única y repartida entre todos ellos.Si la convivencia con una persona con la que no hay vínculo conyugal es perfectamente lícita en nuestro ordenamiento, no puede deducirse la privación de una pensión de viudedad, cuando tal medida no guarda relación alguna con la finalidad de la Ley, máxime cuando sólo en los casos de matrimonio anulado, divorcio o separación opera esta circunstancia como causa legal de extinción de la pensión, sin que exista justificación razonable que explique un trato diferente al del cónyuge viudo.

Además, la diferencia que introduce la norma entre unas y otras personas que estuvieron unidas con el fallecido por un vínculo conyugal no obedece a ninguna razón relacionada con la propia esencia actual de la pensión de viudedad, sino que corresponde a causas totalmente ajenas, que no son otras que el distinto estado civil de la relación que mantenía con el difunto .

Imagen: Eric Caballero en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017