Excite

Discriminación en el trabajo en el mercado laboral español

Recientemente el Ministerio de Igualdad ha obligado la inclusión del termino femenino a la hora de solicitar candidatos y candidatas o titulados y tituladas, porque considera que el no hacerlo de este modo está suponiendo una situación de discriminación en el trabajo.

Quizá tenga razón y debamos ser tan cuidadoso con el lenguaje, pero realmente lo que subyace en todo esto es la verdadera necesidad por parte de las mujeres, en que el Ministerio de Igualdad se preocupe por esclarecer situaciones en las que, a iguales funciones dentro de una misma empresa, es siempre la mujer la que percibe un menor salario.

Esto sí es un claro caso de discriminación en el trabajo, y no tanto el hecho de que se escriba de una manera u otra una oferta de empleo. Porque, no nos engañemos, si una empresa dice que busca titulados, está claro que no está realizando una discriminación en el trabajo, sino que está abriendo su búsqueda a ambos sexos, ya que hasta hace poco el masculino plural incluía también al femenino.

Por otro lado, esta medida de obligar a incluir a ambos géneros en las demandas de empleo causa un evidente perjuicio económico a las empresas, de escasa cuantía, pero evidente, ya que les obliga a una mayor extensión en los anuncios por palabras, y en todo tipo de comunicaciones en las que hay que hacer específica mención a ambos géneros.

Esperemos, por tanto, que nuestros dirigentes sepan discernir entre la importancia de utilizar bien nuestro léxico (que lo es, no hay duda), y solucionar problemas reales de discriminación en el trabajo y en los que por regla general son las mujeres las que salen peor paradas.

Imagen: Urteca en commons.wikimedia.org

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017