Excite

Aprende a cómo no realizar los despidos, por el bien de todos

Estás despedido es una de las frases que todo jefe tendrá que decir, por lo menos, una vez en su vida. Sin embargo, despedir a un trabajador, tal y como están las cosas en nuestro país, no es tarea fácil. De hecho, saber encarar la situación y explicar a un empleado los motivos de su despido, son los elementos que distinguen a un buen jefe de uno malo.

Desde luego, cada empresa y cada responsable siguen sus propias reglas para llevar a cabo el despido, aunque, por norma general, los datos demuestran que en España se descuida bastante el cese. Los psicólogos aseguran que el proceso de despido debería ser tratado con la misma atención que el proceso de integración de los nuevos empleados. Esto es así porque el cómo despedir a una persona afecta a la motivación del resto de la plantilla, que se sentirá más insegura acerca de su posición.

Sin embargo, muchas empresas optan por realizar los despidos deprisa y corriendo, para quitarse el problema de encima lo antes posible. Este método puede provocar situaciones muy desagradables, que pasan por comunicar los despidos a través del correo electrónico, a través del teléfono o, incluso, cancelando las claves de acceso a intranet.

Pero, ¿cómo hacerlo?, ¿cómo se despide a una persona? En realidad, existen unas claves a tener en cuenta. Por ejemplo, el responsable deberá mostrarse firme, pero no duro, y tendrá que llevar la conversación a su terreno, a pesar de que el trabajador le rebata. Además, el superior debe aportar datos, no opiniones, y ser cercano a la persona despedida, sin disculparse por ello. Por último, ten en cuenta que el despedido podría hablar mal de la compañía en un futuro, por lo que es importante poner toda la atención y el cuidado posibles.

Imagen: muymac.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017