Excite

Como descubrir ofertas falsas de trabajo

En estos tiempos de crisis, en los que las ofertas de trabajo escasean, mucha gente está buscando en internet y las secciones de anuncios de los periódicos algún empleo digno. Pero hay que ir con cuidado, y estar atentos para poder descubrir las ofertas falsas de trabajo con que algunos desalmados pretenden obtener beneficios ilícitos.

Cómo identificar ofertas de trabajo falsas

Cibercriminales, aprovechados y todo tipo de gente malintencionada pueden utilizar ofertas de empleo para captar víctimas de estafas y similares. Así que conviene saber cómo actúan, para descubrir las ofertas falsas de trabajo en prensa e internet.

Lo primero que hay que hacer es desconfiar de cualquier oferta que permita ganar mucho dinero con poco trabajo. Hay trabajos que permiten emplearse en casa, montando pequeños objetos de artesanía, bolígrafos o similares, pero es difícil sacar un buen jornal con ellos.

Si se asegura en el anuncio que se pueden obtener beneficios muy altos con este tipo de trabajo, lo mejor es olvidar el anuncio.

También existen ofertas de trabajo que ofrecen números de teléfono de tarificación adicional (los que comienzan con 80 o 905). Si se ve uno de estos números, es una falsa oferta. Ninguna empresa buscará empleados haciéndoles pagar.

En ocasiones, el número a marcar es un 902, pero al marcarlo, derivan al solicitante a uno de pago. Otra vez, nos encontramos con una posible estafa.

Nadie regala el dinero, y menos en estos momentos, en los que los sueldos se han reducido en todos los sectores. Tampoco se pide dinero para cubrir una plaza. Si en un anuncio se exige una cantidad, por pequeña que sea, para optar a una plaza, se ha de descartar directamente.

Ofertas falsas en internet

Las ofertas falsas de trabajo también pueden llegar a través de internet, bien a través del correo electrónico o incluso de páginas especializadas.

Para las segundas, se ha de tener en cuenta lo que se ha explicado en el párrafo anterior. Ni se ha de llamar a números de teléfono de pago, ni se ha de adelantar dinero ni información comprometida antes de firmar un contrato.

Hay que dudar también de correos electrónicos de carácter gratuíto, como Hotmail, Yahoo o Gmail. Muchas empresas tienen su propio dominio, y sus correos tienen el nombre de la empresa.

Se debe identificar la empresa, y si se averigua que es real, se tiene que contactar con el departamento de Recursos Humanos para comprobar si existe realmente esa vacante.

El correo electrónico también es un receptor de ofertas falsas de trabajo. Lo que primero en que destacan es en la mala redacción. Muchos de ellos son traducciones automáticas de mensajes en otros idomas, y su mal castellano ayuda a identificarlas.

No se debe hacer caso a lo que oferte una empresa que no redacta correctamente en el idioma del país en el que ofrece un trabajo. Para estar todavía más seguros de que es falsa, hay que mirar los puntos de los que hemos hablado más arriba.

Las ofertas de trabajo falsas ofrecen mucho dinero y poco trabajo

Por muy sugerentes y atractivas que resulten estas ofertas laborales, hacerles caso puede llevar a generar unos gastos imprevistos, e incluso dar algún susto en forma de secuestro de identidades o de las cuentas corrientes. Se ha de ir con mucho cuidado a la hora de contestar este tip de oferta, y sobre todo, aprender a descubrir estas ofertas falsas de trabajo.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017