Excite

¿Conoces tus derechos ante una huelga general?

Son varias las ocasiones en las que se han convocado huelgas generales a lo largo de las últimas décadas, pero ¿sabes realmente qué derechos tienes ante una huelga general? Independientemente de sí se está a favor o en contra de una convocatoria de estas características, o si se apoya o no a las organizaciones sindicales; parece evidente que como trabajadores nos conviene saber a qué atenernos.

El derecho a la huelga contra el derecho a trabajar

En primer lugar, es importante destacar que la huelga es un derecho fundamental, así reconocido por la Constitución Española. A pesar de ello, se trata de algo escasamente regulado por la legislación española, lo que no ayuda a clarificar dónde poner los límites entre la libertad del que quiere acudir a trabajar y aquel que quiere defender sus derechos en una huelga general.

No hay por qué avisar a la empresa

Si decidimos secundar una convocatoria de huelga hay que tener en cuenta que no es necesario comunicar nuestra decisión a los jefes. De hecho, el empresario no debe preguntar a sus trabajadores si van a acudir o no a trabajar, puesto que se puede interpretar como una coacción contra el propio derecho de huelga.

De la misma forma, hay que recordar que nuestra empresa no puede contratar "esquiroles" para cubrir nuestro puesto ni derivar para ello a trabajadores de distintas categorías profesionales durante la jornada de protesta.

Querer trabajar y no poder

Por contra, si no estamos de acuerdo con los motivos de la protesta y queremos acudir normalmente al trabajo, ningún piquete nos lo puede legalmente impedir. La función de los piquetes deber ser meramente informativa, y no pueden coaccionarnos para dejar de trabajar si no es nuestro deseo. Además, en según que sectores existe la obligatoriedad de cumplir con unos servicios mínimos que podrán ser pactados con los propios sindicatos.

No obstante, si por las circunstancias de la propia huelga (paro en el transporte, algún tipo de disturbio, etc.) no podemos llegar hasta el centro de trabajo o este ha decidido no abrir, el día debe contar como trabajado a efectos económicos y de cotizaciones.

Descuentos en la nómina

Una de las preguntas más comunes que nos hacemos a la hora de querer hacer valer nuestros derechos en un huelga general es ¿cuánto me va a costar? La respuesta no es difícil: Se descuenta el día en la nómina, es decir, dividiendo el salario mensual entre 30 (y sumando la parte proporcional de las pagas extras si no las cobramos prorrateadas) nos sale la cantidad que dejaremos de percibir.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017