Excite

¿Cómo denunciar el impago de una nómina?

Lamentablemente cada vez son más frecuentes los casos de retrasos en el salario, o lo que es peor, impagos. Muchos trabajadores tienen miedo a perder su puesto de trabajo, y ni si quiera se plantean denunciar el impago de una nómina. Aún así, es conveniente conocer los derechos del trabajador en estos casos.

Pasos para reclamar un impago

Actualmente son muchos los casos en los que un trabajador no está recibiendo el salario estipulado. En casi todas las empresas proponen un aplazamiento a cambio de futuras mejoras, pero la realidad es que cuando esto se dilata en el tiempo lo mejor es denunciar el impago de una nómina o varias.

El trabajador dispone de un plazo de doce meses desde la fecha de la nómina que se quiera reclamar para exigir el pago. En primer lugar se debe hacer de forma amistosa a la empresa, pero si esto no surte efecto hay que interponer una demanda de conciliación laboral ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación de la Comunidad Autónoma dónde se encuentre la empresa.

Si el acuerdo adoptado tras esa demanda es incumplido por la empresa, el trabajador puede acudir a un juzgado y solicitar el embargo de los bienes de la empresa. Si sin embargo, no hubo acuerdo o la empresa no se presentó a la demanda de conciliación laboral, el trabajador deberá poner una demanda ante el juzgado de lo Social reclamando el importe total de la deuda más un 10 por ciento añadido en concepto por los retrasos generados. Tras esto habrá un juicio donde se dará la razón a una de las partes.

Reclamación en empresas públicos

Si en lugar de tratarse de una empresa privada, la que incumple los pagos es una empresa pública, habrá que primero presentar una queja ante este mismo organismo. Si en el plazo de un mes esta respuesta no ha sido satisfactoria, el trabajador cuenta con un plazo de dos meses para presentar una demanda en el juzgado de lo Social.

Finalización del contrato

En ocasiones además de denunciar el impago de una nómina puede interesar dar por finalizada la relación con la empresa. El artículo 50 del Estatuto de los Trabajadores recoge que el trabajador puede solicitar la rescisión del contrato si demuestra que no está recibiendo su salario, o lo hace con reiterado retraso. Si el juez da la razón al trabajador, este deberá ser indemnizado por la empresa como si de un despido improcedente se tratara.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017