Excite

¿Debe la obesidad severa considerarse una discapacidad?

  • Twitter - hastagobesidad

Los obesos que sufren discriminación en el trabajo por su peso ya pueden tomar medidas legales al respecto tras el precedente sentado por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea al contemplar la obesidad severa como discapacidad en una sentencia reciente. Una decisión judicial que afecta directamente a Karsten Kaltoft, un funcionario danés que afirma por activa y por pasiva que sus 160 kilos motivaron el despedido que sufrió tras tres lustros currando en el Ayuntamiento de Billund.

Una teoría que no comparte el gobierno local, alegando que la verdadera razón para echar a Karsten fue que éste fue disminuyendo su carga laboral (cuidar niños) porque su masa corporal no le permitía dar el tipo. Además, el Ayuntamiento asegura que le pagaron al señor Kaltoft un programa de adelgazamiento que no surtió efecto. Por su parte, Karsten se defiende diciendo que su exceso de peso no le incapacita y que no es ético despedir a un empleado por estar gordo.

En su caso, tal y como el propio Karsten relató ante las cámaras de la BBC, el sobrepeso no afecta para nada a su trabajo, que se limita a sentarse en el suelo y jugar con los niños. El Tribunal de Justicia europeo parece que le da la razón al afirmar que los trabajadores con obesidad severa en ningún caso pueden ser discriminados por su peso, debiendo tener las mismas condiciones laborales y disfrutar de los mismos derechos que los trabajadores reconocidos como minusválidos.

FOTOS: Futbolistas que han sido tachados de 'gordos'

La justicia europea le da la razón al señor Kaltoft, pero le contradice en parte al considerar su condición personal como una discapacidad (algo que Karsten niega sentir). Obviando las apreciaciones personales, lo novedoso de la sentencia es que incluye la obesidad como elemento no discriminatorio, equiparándola a otros motivos recogidos en la directiva europea en materia de igualdad de trato laboral, como son: la procedencia, la raza, la religión o la orientación sexual.

Desde algunos sectores sindicales han aplaudido la resolución judicial, por entenderla como una consecuencia acorde a las circunstancias actuales. No hay que olvidar que la obesidad se considera una enfermedad mundial, con carácter pandémico en algunas regiones del globo terrestre, y como tal no puede ser motivo de discriminación laboral y, mucho menos, de despido. Otra cosa es considerar la obesidad severa como una incapacidad, aunque ésta dificulte o imposibilite la actividad profesional.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018