Excite

¿Cuáles son los roles en un equipo de trabajo?

Un equipo de trabajo es un colectivo integrado por un mínimo de dos personas con aptitudes complementarias y unidas por un compromiso de abrazar objetivos comunes.

En base a este referente conceptual, para identificar cuáles son los roles en un equipo de trabajo determinado que funcione con eficiencia, atenderemos a la definición universalmente aceptada que entiende por rol dentro de un equipo "la particular tendencia de sus integrantes a comportarse, contribuir y relacionarse socialmente".

Los diferentes perfiles profesionales en el trabajo colectivo

El primer pilar que sustenta la integridad de un equipo de trabajo es la finalidad o meta por la que sus diferentes componentes aglutinan esfuerzos de cara al cumplimiento de un determinado objetivo mercantil. A la hora de asignar funciones específicas a cada miembro del equipo, éstas deben concebirse como aquellas tareas estables que otorgan a cada componente del equipo el rol que ha de cumplir para que aquél rinda eficazmente. La idiosincrasia de cada equipo determina el perfil de funciones que han de cubrirse, resultando imprescindible diseñar un procedimiento duradero que sirva para determinar qué personas han de realizar cada función, por cuánto tiempo y cuál es el sistema previsto para su sustitución.

Por una inercia puramente natural, en el momento de conformar un equipo de trabajo las personas tienden a armonizar sus habilidades de toda índole en el contexto del equipo, lo cual es básico que se lleve a cabo armónicamente para lograr equipos fuertemente cohesionados en torno a objetivos factibles, de modo que todos los integrantes del grupo cumplan su rol más adecuado a sus capacidades y su personalidad siempre en beneficio de la noción de equipo. De hecho, resulta inevitable una cierta tensión en las etapas incipientes de la constitución de un equipo de trabajo hasta que cada miembro encuentra un encaje definido en el engranaje.

Existe doctrina de reconocida solvencia sobre cuáles son los roles en un equipo de trabajo convencional, doctrina que recomienda que éste se articule en base a definidas tipologías de rol que, en si mismas, representan las propias figuras que de forma espontánea surgen en toda organización colectiva:

  1. Coordinador o líder: persona que genera una corriente de sinergia en el grupo, define metas e impulsa la toma de decisiones, transmitiendo la necesaria confianza a sus compañeros.
  2. Cerebro: individuo de pensamiento, no de acción, aquél que solventa las papeletas complicadas amparado en su capacidad de aflorar ideas y sus propuestas siempre originales.
  3. Investigador: evita que el equipo encalle en el progreso de un proyecto, pero sin aportar ideas originales, dado que acostumbra a nutrirse de fuentes de información externas.
  4. Impulsor: quien aun trabajando bajo presión, despliega tal energía que supone un acicate para los demás en su tarea.
  5. Evaluador: habitualmente carente de iniciativa y falto de creatividad, sin embargo hace gala de rigor en el análisis de las ideas, valorando ventajas e inconvenientes de cada una.
  6. Cohesionador: es sensible para inspirar ideas en el resto del equipo y ejerce de amortiguador en los conflictos.
  7. Iniciador: por su carácter pragmático, transforma ideas y estrategias en praxis concreta de hechos realizables.
  8. Finalizador: lima los detalles del proyecto, asegurando su adecuación a los objetivos prefijados.
  9. Especialista: mediante un papel centrado en la actividad mental, es aquél que aporta conocimientos técnicos específicos por dominar una parcela muy concreta del trabajo.
  10. Vigía de tiempo: controla el cronograma establecido para que el equipo responda de sus metas dentro del plazo convenido a priori.

Una vez estabilizadas las funciones y los roles, todo equipo de trabajo debe esmerarse en que se produzca entre sus estamentos el adecuado flujo de información que permita una correcta toma de decisiones, flujo que debe ha de producirse hacia y entre subordinados, superiores y equivalentes.

Las bases del éxito en el trabajo colectivo

El trabajo en equipo, consistente en realizar tareas específicas por medio de colectivos profesionales, sienta las bases de su eficacia en la cohesión entre sus integrantes y la clarificación en el reparto de las funciones que cada uno ha de desempeñar. Trabajar en equipo implica unir esfuerzos para beneficio recíproco del trabajo ajeno. Para determinar cuáles son los roles en un equipo de trabajo convencional, la doctrina especializada efectúa segregaciones basadas en la personalidad y las habilidades técnico-profesionales de cada componente del grupo.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017