Excite

¿Cómo parecer más culto cuando no se tiene tiempo para aprender?

Para la gran mayoría de la gente, dar la impresión de ser inculto es motivo de vergüenza. Es por ello que muchos se preguntan cómo parecer más culto ante el miedo de parecer ignorante en cualquier aspecto de la vida. Por suerte, existen algunos trucos para aparentar la posesión de conocimientos que, por otra parte, pueden adquirirse con tiempo y esfuerzo.

    Flickr - Loreto Castillo

La sociedad demanda una bonita figura que sepa hablar

Quién no ha sentido la presión social para con el desarrollo de la cultura. Familiares y amigos esperan que sus allegados los hagan sentir orgullosos en las reuniones sociales con algún que otro comentario ingenioso. Pero en una sociedad donde prima el culto al cuerpo, el tiempo que suele dedicarse a cultivar la inteligencia es mínimo. Razón por la cual para muchos la alternativa consiste en usar ciertos trucos para parecer culto, más que para serlo.

Cómo parecer más culto, algunos trucos

Adelantarse al interlocutor con preguntas es uno de los primeros pasos. Acosar con preguntas confunde al adversario dialéctivo y da tiempo al inquisidor para reflexionar. Una pregunta formulada con pericia basta para crear el halo perfecto de sabiduría, sobre todo si el tema es desconocido por la mayoría de los miembros de la reunión. Si ningún sabelotodo se atreve a dar la nota, el camino está libre para decir cualquier cosa que parezca inteligente.

Hablar lo justo, gestionando los silencios con eficacia. Crear ritmo en la conversación con una voz suave y pausada da la impresión al oyente de que quien le habla sabe bien lo que dice. Los silencios son muy importantes, y más todavía escuchar lo que dice el resto de la comandita cuando se está callado.

Hacer gestos de sabio. Parece una tontería, pero atusarse la barba o el flequillo, mirar directa y profundamente, ajustarse las gafas, y gesticular con firmeza son gestos que crean en el oyente la certeza de encontrarse ante una persona cultivada.

Citar, jugar con las palabras y reventar el refranero

Tras la puesta en escena y crear un buen ritmo, pueden usarse juegos de palabras y echar mano de algún refrán para rellenar los huecos de la conversación. Eso sí, sin abusar. Como complemento, nunca está de más citar a cualquier autor que nos interese. No es necesario leerse ningún libro, solo basta con hojearlos (a veces basta con echar un vistazo a la contraportada) y apuntarse las frases más socorridas o las que puedan usarse en cualquier situación.

Libros de bolsillo para analfabetos funcionales

El empleo de palabras poco o nada usadas hacen que quien las pronuncie parezca más culto. La lista es muy larga, ya que juntando todas las palabras que alberga el DRAE superan los 100.000 vocablos. Si se acepta por cierto que usamos tan solo el 1%, quedan infinidad de palabras por usar. ¿Por dónde empezar? No pasa nada, por suerte las librerías disponen de libros muy ingeniosos que recopilan las palabras que todo amante de la cultura de bolsillo debería aprender para parecer más culto.

VIDEO: la cultura también puede ser viral

No hay que ser culto, basta con parecerlo

Se antoja sencillo cómo parecer más culto: basta con gesticular como una rata de biblioteca, hablar lo justo, escuchar a los demás, y desplegar una retahíla de frases y palabras sacadas de cualquier sinopsis de un libro. Por otra parte, lo ideal sería dedicar tiempo y esfuerzo a leer y adquirir información rica que pueda conectarse en forma de conocimiento. De todas formas, al que no tenga tiempo o ganas de aprender siempre le quedan las chuletas y los trucos; y al parecer funcionan.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018