Excite

Cómo opositar para policía local

Si se posee vocación de servicio y aptitudes para convertirse en un agente de las fuerzas públicas de seguridad, optar a un cargo de policía local resulta una alternativa válida. No obstante, sólo se accede a estos puestos a través de concursos de oposición. Puesto que las solicitudes son mucho mayores que la oferta de cargos disponibles, es fundamental tener bien claro cómo opositar para policía local.

Los trámites

Si además de la vocación, se cumple con los requisitos mínimos para el cargo establecidos por cada provincia, tanto de nacionalidad, formación, estatura y habilidades, el siguiente paso es seguir el proceso burocrático, que es precisamente el cómo opositar para policía local.

Las oposiciones comienzan con las convocatorias, que realiza cada ayuntamiento. Aunque todas se publican en el Boletín Oficial del Estado (BOE), las características de cada convocatoria no se explican detalladamente en éste, sino en el respectivo boletín oficial de la provincia o de la junta autonómica respectiva, que se indica en el BOE.

Si no podemos estar consultando el BOE diariamente, por Internet se pueden abrir algunas páginas web especializadas en oposiciones, en las cuales se detallan los concursos abiertos para estos cargos.

Los interesados deben presentar, dentro un plazo que usualmente es 20 días hábiles siguientes a la publicación de la convocatoria en el BOE, una instancia, acompañada de los justificativos de cumplir con los requisitos señalados en ésta, así como del pago de las tasas por los derechos de examen.

Una vez revisadas las credenciales, el ayuntamiento convoca a los calificados para la presentación de los ejercicios o pruebas. Estos son normalmente 4, de carácter eliminatorio, es decir, si no se supera el anterior no se puede presentar el siguiente:

La primera prueba califica los conocimientos teóricos de acuerdo con el temario suministrado en la convocatoria, referido fundamentalmente a temas jurídicos y de funcionamiento del cuerpo policial; suele incluir preguntas teóricas y un caso práctico.

La segunda prueba es de aptitud física, con la presentación de ejercicios de resistencia, flexibilidad, conocimientos de natación, etc.

La tercera prueba es un test psicotécnico, para comprobar si el perfil psicológico del solicitante se ajusta a las funciones y responsabilidades del cargo.

Por último, una cuarta prueba que consiste en un examen médico, que constata, entre otras cosas, la estatura mínima exigida en cada caso.

Una fuerte preparación

Uno de los aspectos más importantes al decidir cómo opositar para policía local es el de estudiar para la prueba académica. Aunque es posible prepararse para el examen teórico por su propia cuenta, lo más aconsejable es hacerlo a través de una academia especializada en formar opositores, por la experiencia que poseen en esta materia y porque permiten maximizar tiempo, recursos y esfuerzos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2019