Excite

Cómo identificar un despido improcedente

Muchos trabajadores han sido despedidos desde el inicio de la crisis y todavía hoy son muchos los que se preguntan si han sido despedidos legalmente o si han sufrido un despido improcedente. Ante la duda, los abogados laboralistas recomiendan reclamar judicialmente en el plazo de 20 días para no perder nuestros derechos.

De todos modos, un trabajador puede saber fácilmente si las formas y las causas que han motivado su despido se ajustan a derecho. Según la legislación, un despido legal puede deberse a dos motivos: a causas objetivas o a causas disciplinarias.

Los despidos por causas objetivas tiene que comunicarse por escrito con un mes de antelación y en la carta debe figurar el motivo del despido. Se entienden como causas objetivas la ineptitud reconocida de un trabajador, la falta de adaptación a las modificaciones de un puesto de trabajo, el absentismo laboral o la necesidad empresarial de reducir costes.

Junto a estas situaciones objetivas, pueden darse motivos disciplinarios por los que un empresario decida despedir a un trabajador. La falta de asistencia o la impuntualidad continuada son causas tan comunes como la indisciplina o la disminución voluntaria del rendimiento en el puesto de trabajo. Menos habitual resulta el despido por embriaguez o agresiones físicas.

En cualquiera de los casos anteriores, el empresario está en su derecho de despedir a un trabajador siguiendo los trámites establecidos por la ley. Si un trabajador tiene sus dudas y cree que ha sufrido un despido improcedente puede recurrir a la justicia.

Tras estudiar su caso, el juez puede dictar tres tipos de sentencia: el despido puede ser precedente si se ajusta a los casos que hemos vistos anteriormente; puede ser nulo si tiene que ver con algún tipo de discriminación anticonstitucional; o, finalmente, puede tratarse de un despido improcedente si no cumple con las causas y los trámites pertinentes.

En este último caso, el empresario deberá escoger entre readmitir al trabajador o pagar la indemnización que la sentencia establezca. Esta indemnización acostumbra a ser de 45 días de salario por año de trabajo, hasta un máximo de 42 mensualidades.

Imagen: Arenamontanus en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017