Excite

¿Cómo evitar el estrés del proceso de selección?

Es casi inevitable que un proceso de selección produzca estrés. De hecho cuantas más expectativas se tengan en el nuevo puesto de trabajo, mayor es el estrés, la tensión, los nervios y la ansiedad que enfrentarse a dicho proceso puede producir en nuestro cuerpo.

Sin embargo este estrés en vez de beneficiar y ayudarnos en el proceso de selección, por el contrario perjudica haciendo que nuestro comportamiento sea más torpe, nuestra atención menor y nuestra capacidad de reacción más lenta, aspectos fundamentales a la hora de convencer para conseguir un nuevo trabajo.

Por esta razón los psicólogos y expertos en recursos humanos recomiendan tomarse el proceso de selección con calma y no exagerar las expectativas puestas en el nuevo puesto de trabajo. Está claro que se puede, e incluso se debe, demostrar motivación a la hora de competir por un nuevo puesto de trabajo, pero a nivel individual no conseguir el nuevo trabajo tampoco significa ningún fracaso ni profesional ni personalmente.

Algunas técnicas de relajación como la práctica de yoga, taichi y técnicas de respiración, e incluso la ayuda de productos naturales como infusiones de algunas hierbas pueden ayudar a controlar la situación durante los días anteriores a las pruebas de selección, y especialmente en los momentos previos a la realización de las mismas.

Además de lo anteriormente citado, para enfrentarse a un proceso de selección lo fundamental es llevar a cabo un proceso para mentalizarse sobre la confianza que se debe tener en uno mismo para llevar a cabo las tareas que supone el nuevo puesto de trabajo. Una vez concienciados de que somos capaces de realizar el nuevo empleo, de igual manera y automáticamente también estaremos convencidos de poder triunfar en el proceso de selección sin miedos, dudas, nervios ni estrés.

Imagen: Bryan Gosline en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017