Excite

Cómo estudiar una oposición para obtenter el éxito

Conseguir una plaza en alguna de las administraciones públicas que hay en nuestro país es, hoy por hoy, el objetivo de un buen número de ciudadanos que aspiran a un puesto de trabajo estable y bien remunerado. Estudiarla no es una tarea sencilla, por lo que te aconsejamos seguir una serie de pasos. Descubrimos las claves de cómo estudiar una oposición.

Claves del éxito: ser constante

Tomar la decisión de volver a estudiar no es tarea fácil. Sin embargo, una vez asumido el reto lo mejor es tomarlo como si de un trabajo se tratara. Así, te contamos al detalle cómo estudiar una oposición.

Analiza la oferta de plazas y elige la tuya

El primer paso es decidir a qué oposición deseas aspirar. Todas las administraciones públicas convocan plazas periodicamente pero cada una de ellas exige unos requisitos que debes cumplir. Así, si tienes estudios básicos podrás acceder a plazas de administrativo y auxiliar administrativo, mientras que para optar a las escalas superiores te exigirán una licenciatura o diplomatura.

Otra de las cuestiones a tener en cuenta es saber si el examen es oposición pura o concurso-oposición. En la primera, la nota final será el resultado de tu examen mientras que en el segundo caso se ponderará la nota de la prueba con los méritos obtenidos. Esto hace que si careces de puntos en la parte de concurso sea muy complicado optar a una plaza definitiva y, como mucho, podrás entrar a formar parte de la bolsa de interinos.

Plantéate el estudio como una jornada laboral

Dependerá de la disponibilidad de tiempo que tengas pero si estás desempleado en estos momentos, planifica tu jornada de estudio en base a ocho horas diarias durante cinco días a la semana. Imponte también ratos de descanso y de ocio y, sobre todo, sé constante.

Subrayar, resumir y memorizar

Comienza a trabajar el temario dando una lectura rápida al primer tema sin pretender memorizar nada, solo sacando una idea general. A continuación, subraya las ideas principales del texto que se servirán para articular el resumen o esquema. Una vez hayas realizado este trabajo previo es el momento de memorizar.

Aprende a controlar la tensión antes del examen

No podíamos olvidarnos en este repaso a cómo estudiar una oposición al momento más temido por todos los opositores: el día del examen. Así, nuestra recomendación es que realices tantos simulacros como puedas antes del día D y que, además, aprendas técnicas de respiración para aliviar la tensión del momento. Trata de descansar la noche antes y evita tomar medicamentos que puedan perturbar tu mente.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017