Excite

Cómo estudiar en verano para septiembre y recuperar las asignaturas suspendidas

  • © Getty Images

El mayor temor de muchos padres en lo que la educación de sus hijos se refiere es que saquen malas notas en junio que les obliguen a pasar todo el verano pendientes de si estudian o no para la recuperación de septiembre. No obstante, hay consejos para ayudar a estudiar en verano y que esto no sea un drama.

Ante todo lo más importante es no perder la calma con los niños y no estar continuamente recordándoles su fracaso escolar, sino al contrario, mostrarse comprensivos y no hacerles ver que las 'malas notas' han podido trastocar los planes familiares. De no ser así, el niño no se sentirá motivado para estudiar, sino culpable de la situación.

Es más que recomendable no agobiar al niño, para lo que es básico que no olvide que a pesar de sus suspensos está de vacaciones. Por ello, se deben dejar pasar unos días desde el final de curso hasta la vuelta a los estudios desde casa, para que tenga un descanso después de nueve meses de clases.

No obstante, es necesario mantener una rutina de estudio con el niño de entre dos y tres horas diarias, en las que es más que recomendable que los padres supervisen y ayuden al niño con sus deberes, para que además de ayudarle en aquello que le cuesta más trabajo asimilar se vea arropado por su familia.

Los expertos recomiendan que los niños sigan estudiando en verano a pesar de que hayan pasado el curso sin ningún suspenso, ya que esto les puede producir una relajación excesiva que acabarán pagando el siguiente año escolar, al estar "fuera de forma".

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017