Excite

Cómo asegurar el buen resultado de una conferencia de trabajo

Para que una conferencia de trabajo se considere un éxito, no es necesario sólo ser un buen orador, sino que también hay que trasmitir contenido y saber hacerlo. Si no se consigue trasmitir el mensaje de una conferencia de trabajo, no se habrá logrado la comunicación, no se habrán conseguido resultados ni se cumplirán los objetivos y por tanto habremos perdido el tiempo.

Por eso es conveniente preparar la conferencia con anticipación. Para ello es interesante especialmente saber qué es lo que queremos trasmitir. Resumir en una pequeña idea, en un par de frases, el principal mensaje de la conferencia de trabajo.

A partir de esa idea y de manera organizada debemos continuar estructurando nuestra alocación. Para ello hay que saber de lo que se habla. Especialmente en una conferencia de trabajo en la que hablamos a especialistas y expertos de un determinado tema, debemos saber de lo que estamos hablando. Esto nos ofrecerá confianza en nosotros mismos y aumentará la posibilidad de improvisar durante el discurso, algo necesiario e igualmente valorado.

Es por esto último que no es conveniente aprenderse ni practicar el discurso de manera previa a su realización. Causa una muy mala impresión dar una conferencia de trabajo en la que parece que todo está completamente medido y no hay opción para la originalidad y frescura de cierta improvisación.

Imagen: cpfl cultura en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017