Excite

Claves a tener en cuenta sobre la orientación profesional

El principal inconveniente con el que se enfrentan los usuarios de los servicios públicos de orientación profesional, no es otro que la escasa adaptación del trato a las necesidades de cada demandante de empleo.

La situación ideal es que los orientadores sean flexibles y sepan adaptarse a las necesidades de cada usuario, según su edad, perfil profesional, experiencia laboral o incluso su país de procedencia. En general, hace falta un mayor grado de empatía con el demandante.

Por supuesto, un trabajador de los servicios de orientación profesional no debe convertirse en una especie de hada madrina del demandante de empleo. Pero, lo que sí está claro que es necesaria una mayor implicación en la situación personal de cada uno de los solicitantes de empleo. No se trata, por tanto, de hacer el curriculum vitae de cada uno de ellos, si no que su labor debe comenzar dando unas nociones básicas de cuales son los datos y las facetas laborales que deben destacar, sobre todo al dirigirse a aquellos perfiles con mayores problemas para desarrollar por escrito esta temática.

También existe un amplio colectivo que, quizá por edad, o porque en el puesto que ha ocupado durante toda su vida, no lo ha necesitado, se ha quedado desconectado ya no de las nuevas tecnologías, sino de algo tan básico para todos como pueda ser el correo electrónico. El orientador profesional, en este caso, deberá armarse de paciencia y tratar de explicar las nociones básicas de informática que permitan que este tipo de perfiles profesionales puedan acceder a un mínimo nivel autosuficiencia, y así poder, cuanto menos, enviar su currículo a empresas y consultoras de orientación profesional.

Imagen: morten.kaplak en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017