Excite

Brazaletes electrónicos para controlar a los empleados en todo momento

  • Getty Images

Nunca imaginó George Orwell cuando hablaba del 'Gran Hermano' que todo lo vigila en su obra 1984 que iba a llegar a convertirse en realidad tan pronto. Así, desde Reino Unido se denuncia que los trabajadores de los supermercados Tesco, más en concreto los de sus almacenes, eran obligados a llevar brazaletes electrónicos para monitorizar su actividad y medir su productividad.

Según la denuncia hecha pública por un ex trabajador de los supermercados al Irish Independent, los brazaletes servían para controlar cuando iban a los aseos o cuando bebían agua, formando parte de un sistema de puntuación impuesto para medir la productividad, que sumaba o restaba puntos dependiendo de la actividad realizada.

Mediante este sistema los trabajadores que conseguían bajas puntuaciones según este método eran llamados a capítulo para comunicarles que debían mejorar su productividad, haciendo que éstos se sintieran más presionados, según afirma este ex trabajador de la cadena de supermercados británica.

A pesar de que este método pretendía mejorar la productividad, hay estudios que demuestra que someter a tal presión a sus empleados, como hacía Tesco, resulta improductivo, ya que estos son más proclives a contraer enfermedades o a padecer lesiones, obligándoles a tener que solicitar una baja médica.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017