Excite

Brainstorming en la empresa: Cómo generar ideas creativas

En el ámbito laboral se utiliza con frecuencia el término inglés brainstorming, o lo que es lo mismo, tormenta de ideas. Se trata de un concepto creado en 1938 por el pensador Alex Faickney Osborn con el objetivo de encontrar un método que facilitara la aparición de ideas altamente creativas.

La creatividad que fluye en el caos

El brainstorming parte de una premisa básica: toda idea es perfectamente válida. Al menos, en la primera etapa del proceso. Y es que los juicios de valor sobre las mismas deben quedar totalmente aplazados para que la tormenta de ideas logre su máxima efectividad.

Te contamos todos los pasos y reglas que debes tener en cuenta antes de poner en marcha un brainstorming con tu equipo.

  • Plantea el problema o la pregunta a la que se quiere dar respuesta de un modo simple y claro. Si la cuestión es compleja, lo ideal es dividirla en varios enunciados sencillos y organizar diferentes sesiones de trabajo para cada uno de ellos.
  • Selecciona a los participantes. La originalidad y la creatividad serán la clave así que por qué no invitar a la persona que atiende el teléfono o a la que limpia la oficina. Nos sorprendería observar cómo piensan las personas que están menos condicionadas por los antecedentes del problema en cuestión.
  • El ambiente debe ser distendido, así que olvida las formalidades e invita a los participantes a que hagan lo mismo. El caos (controlado por un moderador) debe adueñarse de la sesión.
  • Elige a un secretario que vaya tomando nota de todas las ideas.
  • Pide a los participantes que digan lo primero que se les ocurra, cualquier cosa, por más disparatada que parezca. No es el momento de realizar juicios.
  • Prima la cantidad de ideas sobre la calidad. Algunos expertos aseguran que si no hay un mínimo de cien ideas sobre la mesa no se tratará de un buen brainstorming.
  • Fija la duración máxima de la sesión, que no debería traspasar los 30-40 minutos. Si ves que el ritmo de aparición de ideas es lento, alienta a los participantes a conseguir el objetivo en el plazo fijado. Presiónalos para que digan todo aquello que pasa por sus cabezas sin procesarlo previamente.

Brainstorming: El análisis posterior

En buen proceso de brainstorming debe terminar encontrando la solución al problema. Vuelve a reunir al grupo al día siguiente e invítalos a clasificar todas las ideas en varias categorías: Aquéllas que pueden aplicarse de manera inmediata; aquéllas que pueden plantearse a medio plazo; aquéllas en las que ahondar más adelante; y aquéllas otras en las que deben descartarse.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017