Excite

Obtener becas para trabajar en el extranjero

Cada vez son más los jóvenes titulados que ven su futuro profesional envuelto en una incógnita que, ante las escasas posibilidades laborales que ofrece un mercado de trabajo con 55% de desempleo juvenil, sopesan la búsqueda de oportunidades para ganarse la vida, al menos transitoriamente, fuera de España. De hecho, las solicitudes de puestos de trabajo en el extranjero se han incrementado enormemente en el último lustro, coincidiendo con la crisis económica.

Para ellos existe a su disposición en Internet y en centros oficiales exhaustiva información sobre cómo obtener becas para trabajar en el extranjero, con las cuales sufragar al menos una parte del coste que conlleva el desplazamiento y la estancia.

Un buen surtido de opciones para trabajar en el extranjero

Diversas son las opciones que los organismos oficiales, nacionales y comunitarios, han implementado para favorecer la movilidad de los recién incorporados al mercado de trabajo, que se apoyan en diferentes ayudas económicas con las que hacer posible la realidad de obtener becas para trabajar en el extranjero.

La Unión Europea pone al alcance de cualquier persona sin expectativas laborales dentro de España el proyecto Leonardo da Vinci, básicamente enfocado a la formación profesional y uno de cuyos objetivos es impulsar mediante la concesión de becas la realización de prácticas de trabajo en empresas radicadas en los países adheridos al mismo. En el espectro de posibles beneficiarios caben titulados universitarios hasta dos años después haberse graduado e incluso estudiantes de los últimos cursos. El periodo becado oscila entre 3 y 12 meses, cubriendo gastos de manutención (540 euros mensuales), desplazamiento de ida y vuelta con seguro de accidentes y responsabilidad civil.

Otro programa de movilidad laboral enormemente práctico para ayudar a los jóvenes a encontrar trabajo en el ámbito de la Unión Europea es EURES. Basado en la infraestructura de los servicios de empleo de cada Estado Miembro, se ofrece como plataforma para ciudadanos desempleados de entre 18 y 30 años y empresas interesadas encontratar trabajadores foráneos. Las becas ayudan a la colocación, los gastos del viaje para someterse a la entrevista de trabajo o traslado para cubrir una vacante y formación en idiomas y otras materias.

El Ministerio de Economía y Competitividad por su parte, proporciona el instrumento de las becas ICEX, que dan la oportunidad de alcanzar una cualificada formación en comercio internacional, complementada con unos conocimientos prácticos más especializados a través de la Red Exterior de la Secretaría de Estado de Comercio o en empresas españolas multinacionales.

Finalmente, European Personnel Selection Office brinda, a razón de 1000 euros/mes, aprendizajes disponibles en gran número de áreas como recursos humanos, política medioambiental o comunicación. La mayor parte se extiende unos 5 meses, pero varía en función de la entidad para la que se trabaja.

Ayudas también para las empresas

Por su parte, existen vías de ayuda que no se proyectan sobre los potenciales trabajadores sino sobre las empresas, como el programa GAIA, promovido entre otras instituciones por la Fundación Universidad-Empresa, que va dirigido a compañías cuya sede se encuentra fuera de España, y a través del cual se ofrecen becas a las mismas, por una cuantía mínima de 800 euros, para fomentar la contratación de recién titulados sin tener que soportar altos costes laborales. Estos jóvenes son escogidos en base a sus aptitudes y conocimiento de idiomas, dado que el tipo de actividad que vaya a ejercer demandará una formación u otra.

El periodo establecido para el disfrute de las becas abarca un semestre o un año, y como requisitos principales para entrar en la selección se exige ser menor de 30 años, haber obtenido un título universitario oficial en los últimos cuatro años, no tener experiencia laboral ni siquiera en prácticas y no estar en activo ni percibiendo prestación por desempleo. La experiencia atesorada en el funcionamiento de estas becas revela que una mayoría de los contratados, una vez culminado el periodo becado continúan en la empresa con contrato laboral. Ello es debido en buena medida a que la inversión realizada en la formación de una persona nueva extranjera es muy notable como para desperdiciarla.

Una posibilidad hecha realidad

La obtención de becas para trabajar en el extranjero es posible cumpliendo una serie de requisitos básicos. El notable estancamiento del mercado de trabajo en nuestro país ha abierto las fronteras a toda una generación de jóvenes cuyas expectativas profesionales se ven enormemente reducidas si se limitan al territorio español. Por su parte, los organismos competentes, las universidades y otras organizaciones han dinamizado la movilidad de profesionales proporcionando las ayudas imprescindibles para hacer realidad lo que es una necesidad.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018