Excite

Regala bicis de bambú para que los niños puedan ir al colegio

  • Twitter - gagonaz

Las historias de emprendimiento nos reconfortan por el mensaje de superación que transmiten. Cuando la empresa se sustenta en la ecología y la economía social, el conforte se enriquece con la alegría de poder dejar a las generaciones futuras un mundo más fraternal y sostenible. Si además nos dicen que la idea ha surgido y se ha desarrollado en Ghana, la alegría se transforma en la esperanza que supone ver cómo se puede progresar con creatividad y esfuerzo en zonas económicamente deprimidas.

Esta historia lo tiene todo para ser replicada. Emprendimiento, economía sostenible y empoderamiento. Un empoderamiento que estrecha un poco más la brecha de género, ya que es una mujer la que ha puesto en marcha el negocio. La empresaria se llama Bernice Dapaah, una ghanesa comprometida con la sostenibilidad de la actividad humana en todos sus aspectos, y su empresa se conoce como Ghana Bamboo Bikes que, como su nombre indica, se dedica a fabricar bicicletas. La diferencia con otras empresas fabricantes de bicis es que ésta basa su producción en los materiales de la zona, como el bambú.

Sí, has oído bien, son bicis de bambú, un material resistente y manipulable que le viene de perlas a Bernice para diseñar sus bicicletas (al menos mientras no haya osos panda por la región). Pero la cosa no se queda ahí. Si los métodos productivos de la señora Dapaah no te convencen, quizá lo haga su política de cara a los potenciales clientes y usuarios. Bernice sabe que hay niños en África que tienen que dejar la escuela porque no disponen de medios físicos para desplazarse y salvar las grandes distancias que separan sus casas de los centros educativos.

FOTOS: Las fotos de la bicicleta de diseño Nulla

Estos estudiantes serían un blanco perfecto para vender sus bicis a un precio razonable, ¿no? Pero ese no es el objetivo de Bernice, lo que ella hace es donar una parte fija de su producción a estos pequeños sin acceso a medios de transporte (ni público ni privado) para que puedan seguir estudiando y terminen titulándose como ella. Su política de contratación tampoco se queda atrás, dando prioridad a las adolescentes ghanesas con más dificultades para acceder al mercado laboral, ya sea por falta de recursos o de educación reglada.

La intención es, de hecho, darle la vuelta a esa situación al ofrecerles un sueldo digno y una formación adecuada en la empresa. ¿Qué más se puede pedir a una empresa social y sostenible? Mejora la calidad de vida de las personas, usa materiales reciclables, replanta el bambú que recoge, combate la desigualdad... está claro que después de seis años de trabajo, Bernice se merece el reconocimiento de todo el mundo a través de la difusión de su aporte al progreso de su región, algo que un mundo globalizado significa un avance para la Humanidad. Chapó, Bernice.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017