Excite

Aprende a leer los contratos para becarios

  • Foto:
  • serautonomo.net

Con la llegada de la temporada estival una de las opciones más habituales para emplearse es la de becario. Las empresas aprovechan la temporada de verano para ofrecer en su plantilla diferentes puesto a recién licenciados y graduados, que en algunos casos pueden llegar a quedarse como personal fijo de la compañía que los contrata. Empezar la andadura profesional no siempre es fácil tanto si sólo se desean realizar prácticas de verano entre curso y curso o bien al finalizar los estudios. Sea cual sea el tipo de trabajo que se desee realizar, existen diferentes tipo de contratación que los becarios deben tener en cuenta a la hora de entrar en cualquier empresa.

Para la contratación de becarios existen dos modalidades diferentes, el contrato en prácticas y el formativo. El objetivo de ambos tipos es la realización de una práctica laboral en el campo de estudio del becario, normalmente determinados por los convenios colectivos de cada sector. Estos contratos, a los que normalmente se accede desde el servicio específico de las universidades e institutos a tal fin, suelen ir dirigidos a persona con titulaciones de grado superior o medio o de titulación de grado universitario, de cara practicar sobre el terreno lo aprendido durante los cursos académicos.

Tanto para un contrato en prácticas como para uno formativo, es importante no olvidar que el título que posibilite para el trabajo como becario haya sido obtenido en los últimos cinco años. En el caso de las personas con discapacidad este período para obtener prácticas se alarga hasta los siete años desde la obtención de la titulación correspondiente.

Los contratos como becarios por su parte, deben ir siempre por escrito además de especificar la titulación que ha cursado el trabajador y el puesto que desempeñará. Además de esto es indispensable recordar que el salario del contrato en prácticas vendrá determinado siempre por el convenio colectivo, pero nunca será inferior al 75% de lo estipulado para un trabajador que esté desarrollando ese puesto de manera fija. Del mismo modo, y en cumplimiento de la ley, el sueldo que reciba el becario tampoco podrá ser inferior al salario mínimo interprofesional y una vez se finalice el contrato en prácticas, la empresa deberá entregar un certificado al becario en el que aparezca el trabajo realizado y la duración de las prácticas. Por último, el becario no podrá permanecer en la misma contratación por más de dos años, ya que superado este tiempo deberá pasar a formar parte de la empresa con un contrato de trabajador normal.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014