Excite

Un mal ambiente de trabajo disminuye la productividad de los empleados

Los estudios psicológicos y las estadísticas demuestran que el ambiente de trabajo influye notablemente en la cantidad y en la calidad del trabajo que realizamos. No en vano, aspectos como seguridad, comodidad, poco ruido, limpieza y ciertas facilidades convierten a tu oficina en un lugar agradable, algo necesario para que tengas ganas de ir al trabajo cuando te levantas por la mañana.

Por ello, cada vez más empresas han cambiado el esquema tradicional de trabajo, para hacer de la oficina un lugar de convivencia con comodidades similares a las que ofrece una casa. Por ejemplo, Google es la primera empresa en admitir que si sus empleados no se sienten cómodos en el trabajo, los resultados empeorarán, en cuanto a estado de ánimo, motivación, productividad y lealtad a la compañía.

Pero, concentrándonos en los empleados, ¿qué es lo que más valoran de su empresa? Esta pregunta está relacionada con el concepto de felicidad en el trabajo, la cual deriva de varios elementos: la flexibilidad, tanto horaria como espacial, y las oportunidades de formación y de crecimiento. Sin duda, la posibilidad de evolucionar dentro del puesto de trabajo permite pensar en un aumento de la retribución, antes o después.

Además, es importante que las empresas tengan en cuenta estos valores, para evitar síntomas como absentismo, bajas por estrés, mal ambiente de trabajo o síndrome de burn out entre sus trabajadores. Para ello, es fundamental evitar los peores males: pérdidas de tiempo, falta de información, escasez de personal cualificado, ritmos asfixiantes y sobrevaloración de capacidades.

Imagen: mingool.files.wordpress.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2019